Cerca de 800 000 personas mueren por suicidio cada año, que es una persona cada 40 segundos. Se pueden implementar intervenciones efectivas y basadas en evidencias a nivel de población, subpoblación e individual para prevenir el suicidio y los intentos de suicidio. Según la OMS hay indicios de que por cada adulto que murió por suicidio puede haber más de 20 personas que intentaron suicidarse.

El 79% de los suicidios ocurrieron en países de bajos y medios ingresos en 2016, lo que relaciona estas muertes con situaciones como la pobreza. El suicidio representó el 1,4% de todas las muertes en todo el mundo, por lo que es la 18º causa principal de muerte en 2016.

En España, el suicidio causa la muerte de diez personas al día, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) aportados este sábado por el Teléfono de la Esperanza que ha lanzado la campaña ‘Yo también soy vulnerable’ con motivo de la conmemoración el próximo día 10 de septiembre del Día Mundial para la Prevención del Suicidio.

La organización asegura que, cuando se habla de prevención del suicidio “es necesario tener en cuenta que todos los seres humanos somos vulnerables, sensibles al sufrimiento psicológico”, y afirma que las estadísticas de estos sucesos en jóvenes demuestran que la decisión se toma como respuesta a una crisis vital, sin que haya un trastorno identificado de base.

La literatura científica especializada en la materia, habla de vulnerabilidad en este tema, relacionándola, entre otras circunstancias, con determinadas enfermedades mentales. Sin embargo, los datos estadísticos que manejamos en adolescentes y jóvenes nos indican que, en la mayoría de los casos, dentro de esta población, el deseo de morir surge como respuesta a una crisis vital, sin que haya un trastorno identificado de base. Dentro de la población en general, muchas personas pierden las ganas y el sentido de la vida cuando deben enfrentarse a una situación de dolor emocional intenso, vivido como intolerable y aparentemente interminable.

Un plan Nacional de Prevención del Suicidio

El Teléfono de la Esperanza reivindicó la necesidad de un Plan Nacional de Prevención del Suicidio que genere un marco para la creación de planes autonómicos y dotación presupuestaria. Además, reclamó que se tengan en consideración las reclamaciones de la OMS, mejorar la atención primaria, incrementar la calidad de los servicios de Salud Mental o una “mejora sustancial” en los estudios estadísticos.

“El Teléfono de la Esperanza, con sus limitaciones, está trabajando en estas líneas de actuación, con el convencimiento, tras más de 45 años de experiencia, de que el suicidio se puede prevenir y de la necesidad de romper el silencio frente a este grave problema de salud pública”, concluyen en un comunicado.

Alrededor de 3.500 personas se quitan la vida cada año en España, lo que supone que diez personas al día fallecen por esta causa en nuestro país. El Teléfono de la Esperanza atendió 2.765 llamadas en el año 2018, un 40% más que en el año anterior.

Signos de alarma

Signos de alarma de conducta suicida:

  • Presencia de pensamientos o planes de autolesión en el último mes o acto de autolesión en el último año
  • Alteraciones emocionales graves
  • Desesperanza
  • Agitación o extrema violencia
  • Conducta poco comunicativa
  • Aislamiento social

Prevención de la conducta suicida

 La Organización Mundial de la Salud realiza estas recomendaciones para la prevención de la conducta suicida: • Restricción del acceso a los medios más frecuentemente utilizados para el suicidio (por ejemplo, plaguicidas, armas de fuego y ciertos medicamentos).• Información responsable por parte de los medios de comunicación.• Identificación temprana, tratamiento y atención de personas con problemas de salud mental y abuso de sustancias, dolores crónicos y trastorno emocional agudo• Capacitación de personal de salud no especializado, en la evaluación y gestión de conductas suicidas• Seguimiento de la atención prestada a personas que intentaron suicidarse y prestación de apoyo comunitario• Apoyar a quienes han perdido a seres queridos que se han suicidado• Introducción de políticas orientadas a reducir el consumo nocivo de alcohol.

Día Mundial para la Prevención del Suicidio

El próximo 10 de septiembre se conmemora el Día Mundial para la Prevención del Suicidio. Como cada año, el Teléfono de la Esperanza se ha sumado a esta iniciativa con una campaña que quiere incidir en la prevención. Bajo el eslogan ‘Yo también soy vulnerable’, la campaña incluirá microtalleres «de todo tipo» para afrontar problemas de depresión, duelo, ansiedad y «romper el silencio».

El Teléfono de la Esperanza dispone de un servicio de Orientación telefónica 24h atendido por voluntarios especializados en la escucha y formados para activar las capacidades de las personas para superar sus problemas. En 2018 atendieron 114.273 llamadas. ¿Necesitas acceder a este servicio? Llama al nº de móvil 717 003 717 o a tu centro más cercano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.