1000[1]

Varios chinos tratan de ocultar sus rostros al llegar a un tribunal de Lahore, Pakistán. AP