A boy and his sisters watch graffiti artists spray on a wall, commemorating the victims who were killed in Saudi-led coalition airstrikes in Sanaa, Yemen, Monday, May 18, 2015. Saudi-led airstrikes targeting Yemen's Shiite rebels resumed early on Monday in the southern port city of Aden after a five-day truce expired amid talks on the war-torn country's future that were boycotted by the rebels. (AP Photo/Hani Mohammed)

La justicia francesa abrió una investigación a finales de 2018 por «comprometer el secreto de la defensa nacional» después de que varios medios franceses online revelasen una nota clasificada como «defensa confidencial» en la que se denunciaba el uso de armas francesas contra la población civil en Yemen.

Al menos tres periodistas que participaron en la investigación, Geoffrey Livolsi y Mathias Destal del Disclose , y Benoît Collombat, del departamento de investigación de Radio France, fueron convocados para una audiencia urgente en las instalaciones de la Dirección General de Seguridad Interna (DGSI). Serán escuchados el martes y el miércoles.

Como reacción a esta situación, diecisiete organizaciones no gubernamentales (ONG) denuncian las «amenazas a la libertad de prensa». Esta convocatoria «constituye un ataque inaceptable a la libertad de prensa y la protección de las fuentes periodísticas» , subrayan, en particular, Amnistía Internacional, la Federación Internacional de Ligas de Derechos Humanos (FIDH), Human Rights Watch, Médicos del Mundo, Acción contra el hambre, el colectivo Solidarité Yémen o la asociación Sherpa.

La Asamblea General de la Federación Europea de Periodistas (EFJ) denuncia, por su parte, un procedimiento que «tiene el propósito implícito de silenciar a los periodistas y evitar una reacción de la opinión pública sobre la posible participación de París en los delitos contra el pueblo de Yemen « . La EFJ pide al presidente francés Emmanuel Macron y a su gobierno que «respeten la libertad de prensa, la protección de fuentes sin las cuales no hay democracia» 

Las ONG firmantes creen que la información revelada por Disclose y sus socios «son de vital interés público» y piden a los ministros franceses del interior, ejércitos y asuntos exteriores que «detengan la intimidación contra la prensa y respeten la secreto de las fuentes».

El informe

La nota en cuestión, un informe de quince páginas revelado el 15 de abril por Disclose, quien dijo que lo recibió en octubre de 2018, fue escrito el 25 de septiembre de 2018 por la Dirección de Inteligencia Militar. Enumera, entre otras cosas, las armas vendidas por Francia para ser desplegadas por Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos en Yemen, el escenario de una guerra que mató a decenas de miles de personas, incluidos muchos civiles.

París está regularmente implicada, en particular por la prensa y las ONG, por sus ventas de armas a Ryad y Abu Dhabi. Hasta ahora, la información que filtraba el Gobierno francés era que estas armas se usan solo a la defensiva «y no en la línea del frente» .

Aunque la semana pasada se presentaron apelaciones en Francia para evitar la carga de nuevas armas a bordo de un buque desde el puerto de Le Havre, el presidente francés dijo el 9 de mayo que «asumía» la venta de armas. francés en Arabia Saudita , asegurando tener la «garantía» de que «no se utilizaron contra la población civil» en Yemen.


Ayúdanos a seguir ofreciendo Spanish Revolution
Transparencia económica - Sin tu ayuda, Spanish Revolution desaparecerá