Noticias

Pedro Sánchez da por rotas las negociaciones con Unidas Podemos porque no se fía

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, en una entrevista a la Ser, ha considerado que la convocatoria de una consulta a las bases de Podemos sobre la investidura «supone la ruptura de la negociación». Recordemos que la consulta viene en los estatutos de Podemos, que pueden consultarse aquí.

Durante su charla, el líder socialista quiso cerrar toda posibilidad de arreglar la negociación con el partido morado y salvar la investidura, llegando a comparar a Podemos con Vox. Esta afirmación se produjo cuando Sánchez indicó que la pregunta de Podemos para la consulta es » una mascarada bien grande» y que Iglesias ha dejado claro que no se mueve de su posición y que lo que busca es «justificar una votación contraria» a la investidura la semana que viene, en línea, por ejemplo, «con la ultraderecha«.

Hubo varias respuestas destacadas de Sánchez en la entrevista, y no por la coherencia de sus afirmaciones. Llama la atención que el presidente en funciones sea capaz de decir que «no puedo fiarme de Unidas Podemos» y a la vez que «Unidas Podemos no tiene porqué desconfiar del PSOE«. Esta incongruencia ha sido destacada en redes sociales por muchos usuarios.

También en redes está llamando la atención que una consulta popular sea utilizada como arma política. La mayoría de los comentarios van dirigidos a que una consulta popular nunca puede ser mala para una decisión política, sino todo lo contrario. El usuario de Twitter Jorge ¡Juntos Podemos! ha destacado este hecho haciendo referencia a que el PSOE prefiere consultar con «Botín, Florentino Pérez y al IBEX35«.

Sánchez ha caído también en una gran contradicción (que podríamos llamar mentira) al afirmar que Pablo Iglesias nunca le había pedido entrar personalmente en el Consejo de Ministros, cuando se repitió hasta la saciedad desde la plana mayor socialista que desde Podemos se habían solicitado desde ministerios a, directamente, la vicepresidencia.

La primera reacción de Unidas Podemos a las duras palabras de Sánchez ha sido del coordinador general de Izquierda Unida, Alberto Garzón, quien, a través de Twitter, ha reprochado al líder socialista que pretenda obtener el «apoyo incondicional» de los demás grupos a su investidura.»Pedro Sánchez inicia una campaña mediática para culpar del bloqueo al resto de los partidos«, ha escrito Garzón. «Lleva tres meses así, dando vueltas en círculo a ver si aparece por arte de magia o chantaje esa mayoría«.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: