Noticias

La afición racista y homofóbica del Zenit no quiere a Malcom, recien fichado al Barcelona, por ser negro

El Zenit de San Petersburgo vuelve a ser noticia, aunque no por los resultados deportivos. El exjugador del Barcelona Malcom Filipe Silva de Oliveira, fichado por 40+5 millones de euros, ya ha podido comprobar de primera mano cómo se las gasta su nueva afición, caracterizada por diversos actos de racismo y homofobia a lo largo de los últimos años. 

«Mantened las tradiciones y no traigáis a jugadores negros«, rezaba una pancarta presente en el partido ante el Krasnodar, dedicada al jugador recién fichado.

Un sector de la hinchada, Selección 12,  llegó a publicar un manifiesto que aseguraba que «no somos racistas, pero la ausencia de futbolistas negros en la plantilla del Zenit es una importante tradición que refuerza la identidad del club»

«No tenemos nada contra los habitantes de estos continentes (África, América Latina, Australia y Oceanía), pero queremos que en el Zenit jueguen jugadores afines en espíritu y mentalidad«, aseguraron.

No es Malcom el primer jugador sobre el que recaen las iras de esta impresentable afición. Previamente, futbolistas como Hulk y Witsel sufrieron actos de racismo similares a su llegada al club ruso. El club intentó desmarcarse de estas declaraciones, e incluso alguno de los futbolistas afectados como Hulk acabó asegurando años más tarde que consideraba que el problema estaba resuelto, pero con la llegada de Malcom se ha intensificado una cuestión lejana de haberse solucionado.

La discriminación se amplía a tintes homófobos, al asegurar oponerse a «que en la plantilla del Zenit jueguen representantes de las minorías sexuales».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: