Noticias

Abascal denuncia al Open Arms por contribuir al terrorismo cuando VOX fue financiado por el terrorismo iraní

Los inmigrantes que han estado a bordo del buque humanitario Open Arms estas últimas semanas ya están en suelo europeo. La fiscalía siciliana ordenó de forma urgente la incautación de barco y el desembarco inmediato de los náufragos al considerar que la vida de esos migrantes estaba en serio pelígro.

En reacción a esto, Santiago Abascal, líder del partido de ultraderecha Vox, ha anunciado este miércoles que van a presentar una denuncia ante Fiscalía contra el Open Arms: “Hoy presentaremos denuncia ante la Fiscalía contra OPEN ARMS por favorecer la inmigración ilegal y por el uso fraudulento de las leyes del mar. Disfrazando sus actos como “rescates”, la labor de esta «ONG» la hace cómplice de las mafias internacionales del tráfico de personas que generan cada año millones de euros de beneficio. Este dinero lo utilizan para el cultivo del terror en sus países de origen, mientras promueven Europa como tierra de oportunidades”, ha alegado.

Llama la atención que hable de dinero para el cultivo del terror, cuando Vox fue financiado por ese dinero desde su creación. El CNRI, un grupo que tuvo un brazo armado que figuró hasta 2012 en la lista de organizaciones terroristas de EE UU, costeó el día a día de Vox desde su creación hasta la llegada de la campaña electoral europea de 2014, según una información destapada por El País.

Este periódico ha tenido acceso a una hoja de cálculo secreta de las donaciones al partido de ultraderecha donde se detallan gastos como la fianza y el alquiler de la céntrica sede de la formación en la calle Diego de León de Madrid, los salarios de la plantilla, el sueldo de Santiago Abascal, muebles y ordenadores. De esta organización iraní enviaron 971.890,56 euros a la cuenta de Vox entre diciembre de 2013 y abril de 2014.

Vox ingresó las transferencias internacionales de los seguidores del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI) en una caja común que sufragó gastos corrientes desde el primer día. El partido recibió la primera transferencia de los opositores iraníes (1.156,22 euros) el mismo día que se inscribió en el registro de partidos políticos del Ministerio del Interior: 17 de diciembre de 2013.

Santiago Abascal estuvo al tanto de todo, le expliqué mi relación con el CNRI y le dije que nos financiarían. Le pareció bien. Estaba encantado. No puso ninguna pega”. Así lo admitía el primer presidente y fundador de la formación, Alejo Vidal-Quadras. “Los fondos de los exiliados iraníes no solo sirvieron para pagar la campaña europea de 2014, sino también para poner en marcha Vox”, confesó el político.

Vox recibió en sus cinco primeros meses de vida 141 transferencias de fondos procedentes de un millar de iraníes, según las mismas fuentes. Ninguna de estas aportaciones superó el límite de 100.000 euros anuales fijado por la Ley de Financiación de Partidos de 2012. 

Vidal-Quadras abandonó Vox en 2015 y El grupo iraní cortó el caudal de fondos a la formación ultra.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: