Política estatal

Felipe González no se cree que su amigo Jordi Pujol haya escondido dinero en Andorra

El expresidente del Gobierno, Felipe González, no cree que Jordi Pujol, expresidente de la Generalitat y aliado político del socialista, haya escondido dinero en Andorra.

El expresidente indica que le resultó «poco creíble» la confesión del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol sobre el dinero que ocultó durante 34 años en el extranjero. González dice que le causó «asombro» y le dolió «personalmente»: «En Cataluña, con la figura histórica del hereu (heredero), que haya un señor que deshereda al hereu y, además, no tiene en cuenta a la hermana del hereu para pasar la fortuna a la esposa del hereu y a sus hijos… puede ser».

González sorprende con estas declaraciones sobre el dinero en Andorra de los Pujol. La familia Pujol-Ferrusola obtuvo un ‘beneficio económico no justificado’ de 69 millones de euros en sus cuentas de Andorra desde 1990, según la policía judicial. la Policía cree que la dinámica de ocultación de dinero por parte de la familia Pujol se encuadra en un delito de organización criminal. El expresidente ha indicado que cree que se trata de «una operación de cobertura hacia los que tiene debajo», es decir, sus hijos. “Nunca he creído que Pujol sea un corrupto”, ha rematado. 

Estas declaraciones las realizó en un desayuno informativo organizado por Europa Press Andalucía y la Fundación Cajasol en Sevilla. El expresidente ha negado que haya existido un pacto entre los Gobiernos centrales y el Gobierno de Pujol para que los primeros «miraran hacia otro lado» a cambio de que el expresident garantizara la estabilidad. «Aunque eso no le quita la extrema gravedad al asunto y ya veremos su desenlace», ha indicado González. 

González ha pedido distinguir entre quienes son corruptos y los que no porque, en su opinión, «lo que no es tolerable es meter la mano». «Si un líder se ha enriquecido y aprovechado con el ejercicio de la función, estamos ante un corrupto. Pero estamos tratando a todos por igual y eso va a degradar enormemente la convivencia», ha opinado.

Sobre este mismo tema, González afirma que «se equivocan los que crean que utilizándolo como arma arrojadiza van a cambiar absolutamente la percepción». A advertido también «puede producirse un peligroso enrocamiento».

Pujol comparecerá días después de que lo hagan su hijo mayor, Jordi Pujol Ferrusola, y su esposa, Mercé Gironês, ante el juez Pablo Ruz ante su imputación por delitos de blanqueo de capitales y fraude a la Hacienda pública.

La Comisaría General de Policía Judicial concluyó que “la familia Pujol-Ferrusola obtuvo un ‘beneficio económico no justificado’ de 69 millones de euros

El Caso Pujol

El 25 de julio de 2014, Jordi Pujol reconoció en un comunicado enviado a varios medios haber ocultado a la Hacienda Pública durante 34 años «un dinero ubicado en el extranjero». Según varios medios, se trataría de en torno a cuatro millones de euros, ubicados en Andorra, que se habrían beneficiado de la amnistía fiscal promovida por el Gobierno del Partido Popular en 2012. Esta confesión de Jordi Pujol generó gran controversia política.

El 28 de julio el sindicato Manos Limpias denunció a Jordi Pujol i Soley y a su esposa ante los juzgados por los delitos de cohecho, tráfico de influencias, delito fiscal, blanqueo de capitales, prevaricación, malversación y falsedad. La denuncia recayó en el juzgado 31 de Barcelona, donde la juez titular, Beatriz Balfagón, acordó abrir diligencias y notificar su decisión a la Fiscalía.​

La Policía cree que la dinámica de ocultación de dinero por parte de la familia Pujol se encuadra en un delito de organización criminal

A fecha de 4 de noviembre de 2015, la trama investigada sobre la corrupción de la familia Pujol, se amplió notablemente, incluyendo a numerosos paraísos fiscales en todo el mundo.

En mayo de 2017, la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Comisaría General de Policía Judicial concluiría que “la familia Pujol-Ferrusola obtuvo un ‘beneficio económico no justificado’ de 69 millones de euros en sus cuentas de Andorra desde 1990, cuando comenzaron una operativa para ocultar “grandes sumas de origen desconocido” que responde a un “plan preconcebido y ordenado”.

En este informe de 102 páginas, la Policía cree que la dinámica de ocultación de dinero por parte de la familia Pujol se encuadra en un delito de organización criminal, ya que actuaba “como un grupo organizado que veía desarrollando una actividad presuntamente ilícita” liderado por el primogénito, Jordi Pujol Ferrusola.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: