Noticias

Aguirre incluía la famosa cláusula del 1% incluso en trámites administrativos de proyectos que no se construían

Los Gobiernos de Esperanza Aguirre generalizaron de tal manera la propaganda propaganda del Partido Popular que se pagaron fondos públicos incluso para publicitar meros trámites administrativos.

La cláusula del 1% en la obra pública de la Comunidad de Madrid que obligaba a las empresas adjudicatarias a destinar de forma irregular ese porcentaje a publicidad se extendió a todo tipo de contratos públicos, hasta los más básicos.La Audiencia Nacional investiga actualmente esa cláusula administrativa que los gobiernos de Esperanza Aguirre e Ignacio González incluyeron en los pliegos de los contratos públicos y que según los investigadores, acababa en muchos casos en el Partido Popular o en los bolsillos de sus dirigentes.

En al que ha tenido acceso eldiario.es queda probada esta práctica, demostrando que la cláusula del 1% se incluyó incluso en contratos a empresas que se dedicaban a la redacción de proyectos: toda obra pública o de edificación necesita un proyecto técnico que describa qué se pretende construir, cómo y lo que costará.

Pliegos.

Se trata de una descripción en planos, mediciones y presupuestos de lo que se pretende hacer. Cuando ese proyecto es complejo y no puede ser abordado por técnicos de la administración, es habitual que las instituciones recurran a empresas de ingeniería para que los redacten. En este caso no había obra alguna que visitar ni que publicitar puesto que lo que se estaba adjudicando era papeleo, un mero pliego sobre las características técnicas de la obra y la forma en que debía acometerse.

Esta factura demuestra que la ley se incumplía con los pliegos administrativos de los contratos, que establecían que las campañas de publicidad a las que había que destinar el 1% de la licitación de la construcción de infraestructuras debían publicitar la obra a la que iban vinculadas.

Estas prácticas terminaron poco después de las denuncias internas llevadas a cabo por los trabajadores. Dirigentes del Gobierno de González lo atribuyen a las dificultades derivadas de la crisis económica.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: