Noticias

Vídeo | Manifestación contra las casas de apuestas en el distrito de Tetuán

Tetuán es el cuarto distrito de Madrid con mayor número de casas de juego y apuestas al contar con 61 locales de este tipo, solo por detrás de Carabanchel, Centro y Puente de Vallecas.

Varios colectivos han convocado una manifestación desde Cuatro Caminos a Tetuán contra las casas de apuestas el próximo 6 de octubre con el lema ‘Apuesta por tu barrio’. Una concentración similar se ha convocado en Carabanchel.

Tetuán es el cuarto distrito de Madrid con mayor número de casas de juego y apuestas al contar con 61 locales de este tipo, solo por detrás de Carabanchel, Centro y Puente de Vallecas.

La calle Bravo Murillo concentra la mayoría de estos establecimientos y «hoy por hoy aparece como un alargado y preocupante casino al aire libre», a juicio de las asociaciones vecinales de Cuatro Caminos-Tetuán y de Ventilla-Almenara, convocantes de la manifestación, según ha informado la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) en un comunicado. Además, denuncian que hay menos de cien metros entre este un establecimiento y otro.

Esa misma jornada, en Puente de Vallecas, la asociación vecinal de esta zona celebrará una charla para «analizar la descontrolada proliferación de las casas de juego y de apuestas» en el que es el tercer distrito capitalino en número de este tipo de establecimientos y el primero en cuanto a su crecimiento. De hecho, en los últimos cinco años y según datos del Ayuntamiento de Madrid, estos locales han aumentado en el distrito un 73 por ciento.

Un ejemplo de lo que suponen las casas de apuestas para la juventud es Adán, un joven de 20 años que descubrió los salones de apuestas con 17 o 18 años junto a sus amigos porque «era un tema muy normalizado en su entorno». Lo que comenzó como unas visitas esporádicas «empezó a convertirse en rutina» y empezó a invertir su tiempo de ocio en estos lugares. Uno de los principales problemas que destaca Adán, es «la falta de alternativas de ocio para los jóvenes».

Este joven, como él mismo cuenta, «ha pasado de dejarse allí el dinero a luchar contra ellas». 

A %d blogueros les gusta esto: