Noticias

Sánchez ofrece a PP y Cs la reforma de las pensiones y de la financiación para lograr un Gobierno lo antes posible

El Presidente en funciones Pedro Sánchez pedirá de nuevo la abstención del PP o de Ciudadanos después de las elecciones del 10 de noviembre para que haya nuevo Gobierno, pero esta vez se guarda un jugoso caramelo para los liberales.

El Presidente en funciones Pedro Sánchez pedirá de nuevo la abstención del PP o de Ciudadanos después de las elecciones del 10 de noviembre para que haya nuevo Gobierno, pero esta vez se guarda un jugoso caramelo para los liberales.

El PSOE ha hecho público su plan para que la investidura se pueda celebrar en diciembre en el que no demorará en las negociaciones e iniciará las conversaciones con todos los partidos 48 horas después de las elecciones, y, además, ya no reclamará que PP o Cs faciliten el Gobierno sin dar nada a cambio.

Según El Mundo, Sánchez concreta la oferta qué haría a Casado o Rivera para tratar de obtener su abstención. Insiste en su idea un Gobierno en solitario del PSOE que logre pactos a izquierda y a derecha y no dependa de las fuerzas independentistas.

El líder del PSOE ya no reclamará que PP o Cs faciliten el Gobierno sin dar nada a cambio, planteando a estas dos formaciones cuatro pactos:

1º Un acuerdo en «defensa» de la democracia española, de la Constitución y de la integridad territorial para asegurar una respuesta unitaria frente a cualquier tentativa unilateral de ruptura del orden constitucional.

2º Un acuerdo por un nuevo Pacto de Toledo, que garantice, mediante su blindaje en la Constitución, la sostenibilidad y suficiencia del sistema público de pensiones, actualizándolas conforme al IPC real y aumentando la cuantía de las pensiones mínimas y no contributivas.

3º Un acuerdo de financiación autonómica y local, y de lucha contra la despoblación, que permita una financiación adecuada de todos los servicios públicos que prestan las Comunidades Autónomas y las entidades locales, y que ponga en marcha una serie de iniciativas para afrontar el reto demográfico.

4º Una modificación de la Constitución para tener pacto contra el bloqueo, de forma que quede garantizada en el futuro la investidura de un presidente del Gobierno mediante un nuevo sistema de elección. Los socialistas plantean que si no existe una mayoría parlamentaria se escoja el candidato de la fuerza más votada.

Sin embargo, se deja para más adelante temas más polémico como modificar los aspectos más lesivos de la reforma laboral o derogar la llamada Ley Mordaza. Tampoco en esta relación, que alcanza hasta 14 asuntos, aparece nada sobre política económica o sobre la anunciada subida de impuestos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: