Noticias

Una carta desde Nueva Zelanda: «Me encantaría decir que echo de menos mi país»

Es terrible que tenga que llorar por mi tierra desde la otra parte del mundo, teniendo miedo de volver a casa por quedarme sin futuro

Víctor

Me encantaría decir que echo de menos mi país. Que el buen tiempo, la deliciosa comida, y la calidez de la gente de España es inigualable, y por lo que he viajado hasta ahora, lo es.
Me encantaría decir que me voy a volver a mi tierra.
Pero no puedo decirlo, no me sale. ¿Por qué? Por que luego veo estas noticias sobre cómo la política cada vez está peor, la corrupción se hace pública y lo que se oye son risas irónicas o quejas desde el sofá. Sobre cómo el poder judicial (que debería ser independiente, como dice la LEY), está manejado por políticos corruptos con intereses propios y siempre viles, que luego hacen creer al pueblo por televisión que sus barbaridades son ‘’lo correcto’’. Sobre cómo la gente mayor se ha tragado la mentira de la democracia o se ha olvidado de lo que el fascismo hizo a este país, y la gente joven no quiere aprenderlo, porque es mas fácil comprarse una bandera o una pulsera de colores en el chino (lo cual es bastante contradictorio), que ponerse a leer, supongo. Veo vuestras opiniones en Facebook y me llena de tristeza, de verdad.
Cómo puede ser que sienta la misma cantidad de amor que de vergüenza por ser de este país.

Cómo podemos ser el chiste de Europa por quejarnos de que muevan lo que quede de Franquito de su monumento a un cementerio, cuando en Alemania tiran los restos de nazis al mar. Con el argumento de que ese dinero se podría usar para cosas importantes, no señores, el dinero que está mal usado es el que os roban cada día los políticos sin estudios que se ríen en su yate de vosotros, y por los que os golpeáis el pecho, o el dinero vitalicio que cobran hasta que se mueren, cuando nuestros abuelos después de todo lo que han vivido, tienen que pasar penas para llegar a fin de mes. El dinero mal usado son los billones que se invierten en nuestros reyes franceses, Iglesia, armas o propaganda política. Que si eres soldado, religioso o monárquico, estupendo, pero págalo tú, campeón. El dinero mal usado es ese, no el que se usa para quitar genocidas de sus altares.

Cómo podemos encerrar a políticos en cárceles por declarar su deseo de independizarse de España, o por convocar una votación autónoma. ¿Que está prohibido? Pues se sanciona y se DIALOGA para remediarlo. Pero privar de su expresión y encerrar a esas personas es ridículo. Tan ridículo como pedirle a un pueblo que se considere español cuando no lo han sido en la historia (Reino de Castilla, y Reino de Aragón, para los que no les gusta leer), y no solo pedírselo, si no golpearlos con porras y disparando goma hasta que se queden calladitos en sus casas. Solo porque dos reyes corruptos decidieron casar a sus hijos para unir fuerzas.

Cómo puede ser que los partidos de políticas extremas y medievales estén en alza, cuando es absolutamente ilógico en la sociedad que tenemos hoy en día. Y policías, guardias civiles y demás ataquen al pueblo en manifestaciones, para que luego en la tele solo salga que los manifestantes incendiaron contenedores de basura o que la Guardia Civil ha salvado a un gatito. Políticas que son criticadas y sancionadas desde organismos europeos o internacionales, porque van contra los derechos humanos. Pero eso tampoco estará en televisión, así que no existe.

Cómo puede ser que nuestros políticos votados sean incapaces de dialogar y sigan peleándose por tener más poder, mientras España se hunde cada vez más en la mierda. La pobreza infantil sube, la economía se hunde, la gente es desahuciada de su casa, la emigración de jóvenes se dispara, etcétera infinito.

Cómo puede ser que políticos y medios sigan haciendo crecer el odio a la inmigración de gente que huye de la muerte o la miseria, mientras empresas extranjeras compran y privatizan sanidad, educación y hasta tu agua y comida. Seguimos cerrando la puerta a inmigrantes, mientras que rezamos para que nuestros hijos puedan encontrar un futuro mejor en el extranjero. Seguimos disparando en las fronteras al que se acerca, dejando que se ahoguen en nuestras orillas adultos y niños, o devolviéndolos a su país, si consiguen llegar, donde les espera muerte y pobreza. Seguimos creyendo que nos quitan el trabajo, cuando hacen trabajos que tu no quieres. Seguimos creyendo que hunden la economía, cuando los únicos que no pagan impuestos son los millonarios que votas, los futbolistas que adoras, o las tiendas donde compras, como Zara, al que todo el mundo adora por la noticia de que el personaje donó dinero a los hospitales, mientras que esclaviza trabajadores en países pobres, y evade billones de impuestos en España que harían que quizás no necesitáramos donaciones. Ah, es verdad, nada de esto se dijo eso en la tele.

Como puede ser que no estemos colgando del cuello a lideres mundiales por no proteger lo único bello y necesario de este mundo, la naturaleza. Que Doñana este desapareciendo, que no haya pájaros cantando en los árboles, que las constructoras sigan quemando bosques, que los furtivos y las empresas ganaderas sigan acabando con la vida animal, que no hagamos nada contra la extinción de 150 ESPECIES de vida animal AL DIA, que haya una isla de basura de plástico del tamaño de Europa en el Pacífico, que nos de igual todo porque nos pilla lejos de casa… no voy a seguir porque me pongo enfermo literalmente. Nos tendremos merecidas las consecuencias que se nos vienen encima y ya lloraremos.

A todos vosotros, os deseo fortuna en la vida. Para que viajéis y aprendáis, primero, que no somos blancos, somos latinos, y fuera de vuestra pompa española, es una raza más, casi igual de maltratada fuera como los negros o asiáticos. Para que aprendáis que emigrar debería ser un derecho, y no una odisea. Para que aprendáis que la historia importa, y sigue presente y repitiéndose década tras década con diferentes caras; y recordar que fue el imperio español el que cometió el mayor genocidio de la historia en América. Para que valoréis las maravillosas cosas que tiene España como cultura y sociedad, y las protejáis de vuestros políticos cuando volváis. Para que aceptéis inmigrantes hoy, porque mañana lo será tu hijo o tu nieto. Para que aprendáis que la ambición material y el legado no son nada hoy en día, y que las ideologías que coartan derechos no tienen sentido alguno en este siglo de internacionalización cultural (si es que alguna vez lo tuvieron). Para que veáis que hay sitios a los que la política no llega… y funcionan!

Es terrible que tenga que llorar por mi tierra desde la otra parte del mundo, teniendo miedo de volver a casa por quedarme sin futuro, y teniendo miedo de no volver nunca por no volver a vivir a mi Andalucía.

Desde Nueva Zelanda con cariño y desesperación,

Víctor

3 comentarios

  1. Victor,describes una realidad que no sólo se manifiesta en España,la humanidad ha sido puesta en riezgos De desapareser por el deseo insasiable del capitalismo brutal al que se nos ha sometido.Debemos crear conciencia sobre el reto que enfrenta la humanidad en su conjunto.Gracias Victor por esa reflexion que nos hace pensar en los demás.

  2. Nada raro porque en los últimos tiempos España se ha convertido en Españistán y en los Pirineos empieza Africa, todo gracias a politicos ladrones y sinverguenzas, empresarios «patriotas» que se llevan sus beneficios a paraisos fiscales, justicia subordinada al poder politico de turno etc. etc.UNA PENA.

  3. Muy de acuerdo con el texto excepto por la parte en la que dice que somos latinos (la gente de latinoamerica le mataría si lo oyera).

    Para empezar porque la raza es un constructo social creado precisamente en Europa, y nosotros formamos por tanto parte de esa «neutralidad» occidental, siendo los otros (asiáticos y negros) lo «anormal».

    Segundo porque si quiere hablar de una 3a raza esa sería la de los indigenas bien en América bien en Oceanía.

    Y tercero porque la discriminación que las personas racializadas sufren no se puede comparar con aquella que un español pueda encontrar en el extranjero, ya que esta última suele tener más que ver con la fluidez de un segundo idioma que con el aspecto físico.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: