Internacional

Una victoria en las calles: El Parlamento de Hong Kong retira la polémica ley de extradición que originó las protestas

El anuncio de la retirada se produce ocho meses después de ponerla sobre la mesa

El anuncio de la retirada de la ley se produce tras ocho meses de lucha y manifestaciones multitudinarias

El Parlamento de Hong Kong ha retirado este miércoles de manera oficial la polémica propuesta de ley de extradición que originó las protestas masivas que se suceden en la ciudad desde el pasado 9 de junio, la peor crisis política desde que Reino Unido cediera este territorio a China en 1997, con manifestaciones casi diarias para demandar reformas democráticas.

Las manifestaciones, que comenzaron siendo pacíficas, degeneraron en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad debido al exceso de violencia con el que se mostró la policía. Desde que a principios de octubre las autoridades prohibieron llevar máscaras en las manifestaciones, aumentaron las protestas con numerosos actos contra empresas acusadas de apoyar al Gobierno, afín a Pekín. Escenas de caos, con bloqueos de carreteras, lanzamiento de cócteles molotov, cargas policiales o el uso de gases lacrimógenos, fueron de uso común durante esta lucha.

Durante una sesión del Consejo Legislativo, el ministro de Seguridad, John Lee, se encargó del anuncio: «Para ilustrar claramente la posición del Gobierno respecto a esta propuesta, anuncio la retirada de ésta».

El anuncio de la retirada se produce ocho meses después de ponerla sobre la mesa: una norma que, según opositores, activistas y abogados, habría permitido que Pekín accediera a «fugitivos» refugiados en la excolonia británica para llevarlos a su jurisdicción y procesarlos en un sistema carente de garantías.

Se trata de una gran victoria para el pueblo, pero la lucha continúa. Aunque el pasado 4 de septiembre, la jefa del Gobierno de Hong Kong, Carrie Lam, anunció la retirada formal de la propuesta, los manifestantes han seguido protestando, con el objetivo de lograr que se cumplan todas sus demandas.

La desestimación de la controvertida propuesta de ley es una de las cinco demandas de los manifestantes prodemocráticos, que también incluyen una investigación independiente sobre brutalidad policial, la amnistía a los arrestados, la retirada del término «revueltas» a las manifestaciones del 12 de junio y el sufragio universal para elegir al jefe del Ejecutivo local.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: