Economía

La CEOE quiere rebajas de impuestos a las empresas y eliminar el impuesto de Patrimonio antes del 10N

La patronal expone su lista de "prioridades empresariales" de cara al 10N

La patronal expone su lista de «prioridades empresariales» de cara al 10N

Llega la lista de peticiones de la CEOE de cara a las elecciones generales del próximo 10 de noviembre. La patronal ha difundido un documento con las «prioridades empresariales» de cara al 10N, entre lo que destaca las «reformas estructurales» adoptadas durante la crisis en beneficio de la empresas (como la reforma laboral) y demanda rebajas de impuestos a las empresas y eliminar el Impuesto sobre Patrimonio.

La organización dirigida por Antonio Garamendi argumenta que «será imprescindible y urgente llegar a acuerdos de gobernabilidad entre las distintas fuerzas políticas» tras las elecciones del 10N para dotar de estabilidad política al país. La CEOE, como siempre, apuesta por un Ejecutivo que garantice «moderación y estabilidad». Mejor un Gobierno liberal, pero si no es posible, un acuerdo con el PSOE y Ciudadanos o el PP.

Eliminar impuestos y tributar menos

La patronal reclama «reducir la tributación empresarial para hacerla más competitiva». La organización defiende que la presión fiscal es «especialmente gravosa en lo relativo al Impuesto sobre Sociedades y a las cotizaciones sociales a cargo de la empresa». Para equilibrar la menor recaudación del Estado por esta vía, los empresarios apuestan por «la eficiencia del gasto» público y por «la reducción del fraude».

«No se deben subir los impuestos en España», exige la CEOE, que defiende que el país tiene «una presión fiscal normativa» superior a la de nuestro entorno. España tiene una brecha con la eurozona de 7 puntos del PIB en recaudación de impuestos. No quieren contribuir al desarrollo de la sociedad, solo ganar dinero.

También «resulta prioritario eliminar el Impuesto sobre Patrimonio, que no existe prácticamente en nuestro entorno», indican los empresarios sobre el también llamado tributo a la riqueza, y «reducir el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, que alcanza niveles excesivos en algunas Comunidades Autónomas».

La patronal recuerda además que «el artículo 38 de la Constitución Española reconoce la libertad de empresa en el marco de la economía de mercado», por lo que exigen que no solo se proteja sino que sea impulsada desde los poderes públicos. Quieren que el mercado sea libre y sin regulación, un mercado sin reglas.

No quieren derogar la reforma laboral

Dos de las principales reclamaciones de sindicatos y asociaciones es derogar la reforma laboral del PP de 2012 y la de pensiones de 2013 para el Gobierno que salga de las urnas el 10N. Los empresarios, aunque no mencionan de forma expresa ninguna de las dos, sí parecen pedir que no se toquen estas legislaciones.

Bajo el apartado de ‘Reformas estructurales para aumentar el crecimiento’, la CEOE sostiene que «la implementación de reformas estructurales contribuyó a que la economía española superara la grave crisis económica» y que, «si las bases de nuestra economía siguen siendo sólidas y los desequilibrios contenidos, es precisamente gracias a las reformas abordadas durante los últimos años, que han mejorado su resiliencia en los momentos difíciles».

Por ello, los empresarios aseguran que «no se deben revertir las reformas estructurales que tanto han beneficiado a nuestro país». Todo para el empresario, nada para el empleado.

1 comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: