destacado Noticias Política estatal

Los técnicos de Hacienda ya dijeron en junio que la reforma fiscal de Podemos era lo que necesitaba España

Desde Gestha indicaban, en coincidencia con Unidas Podemos, que se puede subir los impuestos a las grandes fortunas, equiparar la tributación de las grandes empresas a las PYMES y aumentar el número de técnicos de hacienda.

Técnicos de Hacienda, a través del secretario general del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), José María Mollinedo, indicaron ya en junio que coincidían con Unidas Podemos en el análisis de lo que se debe hacer en materia impositiva en el país con el objetivo de alcanzar un proyecto que mejore el control tributario y del gasto público.

Gestha mantenía, de esta forma, que tanto en el Impuesto sobre la Renta como en el de Patrimonio «hay posibilidad de que las grandes fortunas con más de 30 millones de patrimonio puedan contribuir más». Algo que entra dentro de la lógica más absoluta, pero que nadie excepto Unidas Podemos quiere llevar en su programa electoral.

Asimismo, consideraron que debería estudiarse en el marco de la financiación autonómica la presión sobre las donaciones y las sucesiones, cuya ley es muy laxa, y la imposición en materia medioambiental, clave para conocer «el modelo de país que se busca».

La recaudación de Sociedades, destacaba Gesta por aquel entonces, está por debajo de la mitad de la que se obtenía en 2007, y apuntaban que la contribución de los grandes grupos empresariales debe aumentar nueve puntos adicionales para equiparar su tributación a la de las pequeñas y medianas empresas.

En la reunión de junio con Podemos, Gestha también planteó la necesidad de dimensionar la plantilla de los técnicos de Hacienda al tamaño de país. Para el sindicato, España tiene la mitad de los técnicos que necesita, y añaden a esto que «la mitad de esa plantilla tiene además las manos atadas para el control del fraude».

La diputada de Unidas Podemos Yolanda Díaz señaló entonces que la realidad en España es que los trabajadores y las rentas más bajas «son las que aportan los impuestos» mientras que los que más tienen no contribuyen lo suficiente como para mantener servicios públicos de calidad. Además de que se debe estudiar cómo mejorar la lucha contra el fraude, y recalcan que «hay un déficit importante en el impuesto de Sociedades y en el Impuesto de Valor Añadido (IVA)».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: