destacado Noticias Política estatal

El «efecto llamada» del que habla Abascal es mentira: las llegadas han disminuido un 49 % desde 2018

Según el último informe del Ministerio del Interior han disminuido en un 49 % las llegadas por mar y tierra a España.

Según el último informe del Ministerio del Interior han disminuido en un 49 % las llegadas por mar y tierra a España.

El lunes 4 de noviembre se ha celebrado el único debate electoral entre los 5 principales candidatos a la presidencia del Gobierno. En el se ha dado voz al representante de la extrema derecha y el problema de esto es que la xenofobia, el racismo, el machismo y, en general, la intolerancia, tienen una exposición en «prime time» que no habíamos visto en 40 años de democracia

El líder del partido de ultraderecha VOX, Santiago Abascal, ha hablado de algo recurrente en el ideario de la formación: el «efecto llamada». Abascal le ha preguntado al resto de candidatos qué van a hacer para «proteger las fronteras»: «¿Qué van a hacer ustedes para detener el efecto llamada de la inmigración ilegal en vez de llamarles de manera sistemática?».

Los datos, obviamente, desmienten a Abascal. Según el último informe del Ministerio del Interior, con datos acumulados desde el 1 de enero hasta el 30 de octubre de 2019 en comparación con el mismo periodo de 2018, han disminuido en un 49% las llegadas por mar y tierra a España. Se ha pasado de 53.382 en 2018 a 27.208 en 2019.

Desde VOX repiten insistentemente que existe un «efecto llamada». Hace unos meses Newtral ya explicaba que ese efecto llamada al que aluden no existe, según reflejan los datos oficiales y tal y como explican expertos en migración.

Los expertos hablan

No hay evidencias que permitan decir que exista este ‘efecto llamada’ como consecuencia de la llegada de un gobierno u otro al poder, que es lo que quiere hacer ver Vox.

El asistente de operaciones de la OIM, Oussama El Baroudi, explicó en ‘El Objetivo’ hace unos meses que un viaje como el que hacen las personas que huyen de sus países de origen no se prepara en función de lo que hagan, por ejemplo, los políticos de España. «Dudo mucho que un migrante antes de irse se informe del cambio de un gobierno para ver si el contexto es mas favorable para migrar. Como mínimo lleva un año o más en la ruta, se paran a trabajar, a ahorrar dinero. No es algo de un par de meses».

Otra voz experta más, la de la investigadora senior de CIDOB (Barcelona Centre for International Affairs) Elena Sánchez-Montijano, desmonta la teoría del efecto llamada. Según su experiencia, hablar de este efecto es «simplificar al absurdo» algo que tiene múltiples causas: las condiciones de los países de origen, las estado de otras rutas migratorias, la cercanía de España con los países desde los que los migrantes huyen.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: