Noticias Política estatal

Joaquim Bosch: «Si es punible permitir una manifestación, ¿qué haremos con quienes permitieron partidos de fútbol?»

Bosch señala que "no quedaría ni un cargo público sin condenar" en caso de que fuese punible permitir un acto.

Bosch señala que «no quedaría ni un cargo público sin condenar» en caso de que fuese punible permitir un acto.

El informe de la Guardia Civil plagado de errores y medias verdades que se ha filtrado este lunes, mediante el cual la jueza Carmen Rodríguez Medel ha imputado al delegado del Gobierno en Madrid y ha provocado la destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos, acusa al Ejecutivo permitir la manifestación del 8M ignorando premeditadamente las supuestas alertas sanitarias que desaconsejaban los eventos con gran afluencia de personas.

Asegura el informe que la Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia el 31 de enero, pero no es cierto: la declaración se produjo el 11 de marzo. Asimismo, como explica El País, se cita un informe del Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) que reza así: «Las medidas de distanciamiento social individual (por ejemplo, evitar los apretones de manos y los besos, como evitar los transportes atestados y las reuniones masivas innecesarias) deben seguirse durante todos los escenarios como medida preventiva».

Pero más allá de esos datos erróneos e incongruencias, el sentido común nos dice que además de el 8M, hubo multitud de actos que arrastraron a un número ingente de ciudadanos. En ello incide el jurista Joaquim Bosch, que en su cuenta de Twitter subraya este hecho.

«Si es punible permitir una manifestación, ¿qué haremos con quienes permitieron partidos de fútbol?», señala Bosch, quien prosigue: «¿Y con los cargos autonómicos que permitieron clases en escuelas y universidades? ¿Y con quienes no actuaron en transportes colectivos?»

«No quedaría ni un cargo público sin condenar», sentencia el jurista.

A %d blogueros les gusta esto: