Noticias Política estatal

El Ayuntamiento de Boadilla se publicita en el canal de Negre, quien hasta ahora estaba en contra de la publicidad institucional

Negre había señalado que su programa no percibe ni un solo euro de los gobiernos y arremetió contra los medios "subvencionados".

Negre había señalado que su programa no percibe ni un solo euro de los gobiernos y arremetió contra los medios «subvencionados».

El Ayuntamiento de Boadilla del Monte ha pagado 2.476 euros a Javier Negre por realizar inserciones de publicidad en su programa Estado de Alarma, según ha publicado este martes La Marea.

Gobernada por Jesús Úbeda (PP), el ayuntamiento de la localidad madrileña contrató ocho inserciones publicitarias a 309,5 euros cada una. La publicidad se emitió en ocho días diferentes entre el 20 de mayo y el 6 de junio.

Desde la coordinación de la alcaldía del Ayuntamiento de Boadilla del Monte confirmaron por escrito este punto al medio: “Se emitió publicidad en ocho días diferentes entre el 20 de mayo y el 6 de junio por un coste de 2.476 euros, es decir, 309,5 euros por anuncio”.

El alcalde de Boadilla ya había agradecido a Javier Negre las loas a la gestión del coronavirus en la localidad madrileña. En el espacio Negre ha realizado algunas menciones a los «verdes parajes» y la buena gastronomía del municipio madrileño y ha recomendado a algunos compañeros de tertulia hacer turismo por la zona.

Los anuncios encubiertos, ya que no aparece el logo del Ayuntamiento, se contrataron por decisión del alcalde, que en su cuenta de Twitter, ha agradecido públicamente a Negre la defensa que el tertuliano ha hecho de la gestión del Ayuntamiento madrileño sobre la crisis del coronavirus en otros platós, como el de Ana Rosa Quintana.  

Negre siempre se ha mostrado siempre en contra de la publicidad institucional, ha repetido que Estado de Alarma no percibe ni un solo euro de los gobiernos y ha arremetido contra los medios «subvencionados».

De hecho, en las últimas horas ha relacionado su despido en El Mundo, donde fue condenado por inventarse una entrevista, con sus críticas a la publicidad institucional que recibía su experiódico. «Me han laminado por criticar la publicidad institucional del Gobierno, una publicidad engañosa», señalaba.

A %d blogueros les gusta esto: