Noticias Política estatal

Guerra abierta en Prisa por el control accionarial y editorial de la compañía

El Banco Santander tiene mucho interés en controlar a la empresa de medios que controla, entre otros, El País.

El Banco Santander tiene mucho interés en controlar a la empresa de medios que controla, entre otros, El País.

La guerra ha estallado por el control de uno del considerado uno los pilares del cuarto poder en España: Prisa. La designación de Javier Moreno como nuevo director del diario El País en sustitución de Soledad Gallego-Díaz ha destapado la batalla entre los accionistas.

Los contendientes son, por un lado, el armenio Joseph Oughourlian, el mayor propietario y vicepresidente no ejecutivo de la empresa, controla el 29,8% del capital de la compañía a través del fondo Amber Capital. Por el otro, Ana Patricia Botín, presidenta del Santander, la entidad financiera que suma un 4,1% de las acciones de Prisa.

El campo de batalla será la Junta general de Accionistas el 29 de junio donde se decidirá si Javier Monzón, actual presidente de Prisa y consejero del Banco Santander España, sigue en el cargo como pretende la máxima directiva del mayor banco español.

Sin embargo, la guerra no parece económica, ya que Prisa es una empresa deficitaria, perdió 182 millones de euros en 2019. Es una batalla por controlar los medios, el interés por dominar a uno de los principales medios de comunicación en medio de las medidas que el Gobierno está diseñando para la reestructuración económica.

El objetivo de la banca es mantener a Javier Monzón para blindar una línea editorial marcada por una parte de los propietarios de El País. Aunque Monzón no sobreviva a la próxima Junta General de Accionistas, se pretende que deje el camino allanado para cubrir los intereses del Santander. Aunque solo posea el 4,1% del accionariado, el banco de los Botín tiene mucho más poder en Prisa de lo que parece. El banco financió a la familia Polanco, otros de los principales accionistas y herederos del fundador del grupo de comunicación, en las dos últimas ampliaciones de capital a la que se vio obligada la empresa por su desastrosa situación de tesorería. Los Polanco poseen actualmente un 7,6% a través de su inversora Rucandio.

En caso de que la operación Monzón fracasara, fuentes relacionadas con el Grupo Prisa han señalado a ElDiario.es que se baraja como posible sustituto a Joaquín Almunia, ex ministro de Trabajo y de Administraciones Públicas en los Gobiernos de Felipe González.

A %d blogueros les gusta esto: