Derechos y libertades destacado Noticias

Vídeo | Una red de apoyo mutuo es multada por repartir comida durante el confinamiento

Dos voluntarias recibieron multas por 600 euros y el propietario del restaurante una de 3.000 por repartir alimentos a quienes no tenían posibilidades.

Dos voluntarias recibieron multas por 600 euros y el propietario del restaurante una de 3.000 por repartir alimentos a quienes no tenían posibilidades.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Entidades del Cabanyal, en Valencia, se organizaron, desde mediados de marzo a mediados de abril, «bajo la imperiosa necesidad de abastecer de alimentación y productos básicos a las familias más vulnerables del barrio en el estado de alarma». 

Una iniciativa solidaria desarrollada por red de vecinas y vecinos voluntario, y de Javier Márquez Ruiz, propietario de La Lusitana Tasca, con el respaldo y acompañamiento de la asociación Brúfol, Espai Veïnal Cabanyal y del centro de Salud de Marítim Serrería I para el reparto. Su único fin: ayudar a los más necesitados.  

Ahora, este colectivo de vecinos y hosteleros del Cabanyal denuncian un episodio de abuso de autoridad policial y piden al Ayuntamiento de València que rectifique ya. Dos voluntarias recibieron multas por 600 euros y el propietario del restaurante una de 3.000 por repartir alimentos a quienes no tenían posibilidades.

En una nota de prensa, los afectados explican que la Policía Local «ha multado con un total de 4.200 euros al establecimiento ‘La Lusitana Tasca’ y a dos vecinas voluntarias por repartir comida de manera solidaria a más de 80 personas en situación de vulnerabilidad en el barrio del Cabanyal durante el confinamiento».

Tanto los voluntarios como el propietario del restaurante y las asociaciones implicadas en el reparto defienden estar amparados por el artículo 6 del Real Decreto 463/2020 del B.O.E. del 14 de marzo, donde se establecía la posibilidad de circular con libertad de movimiento cuando la causa fuera “la asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o especialmente vulnerables”. 

Estas actividades se desarrollaron,«teniendo siempre en cuenta las medidas de higiene, seguridad y distanciamiento social y amparados por el artículo 6 (e) del Real Decreto 463/2020 del B.O.E. del 14 de marzo, que pese a la Limitación de libertad de circulación de las personas, ampara la «Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o especialmente vulnerables».

A %d blogueros les gusta esto: