Internacional

Europa reafirma el negocio de las farmacéuticas: acuerdos frente a posibles errores en las vacunas

Antes de hacer frente a la tarea de expedir al mercado la vacuna del COVID-19 la UE llega a acuerdos con las farmacéuticas para protegerlas ante posibles errores.

Antes de hacer frente a la tarea de expedir al mercado la vacuna del COVID-19 la UE llega a acuerdos con las farmacéuticas para protegerlas ante posibles errores.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

La sanidad privada nunca da un paso en falso y ante una pandemia mundial las farmacéuticas no han querido saltar al vacío. Por ello los países de la UE, por tal de acelerar los previos análisis y estudios, han decidido pagar las eventuales facturas de estas

“En la carrera contra el tiempo, los fabricantes de vacunas tienen que producirlas mucho más rápido que en circunstancias normales. Estamos hablando de un plazo de 12 a 18 meses en lugar de una década o más. Para compensar los riesgos tan elevados que corren los fabricantes, los acuerdos de compra anticipada prevén que los Estados miembros indemnicen al fabricante en ciertos casos”, explican desde Bruselas.

Ademá, como condición sine qua non, se ha permitido la agilización de los trámites burocráticos. Que como aclaran los medios, «más que por temas médicos, esto es debido a temas económicos».

Así pues, tras estas negociaciones ha quedado estipulado que en el «indeseado caso de que la vacuna provoque reacciones adversas a pacientes de covid-19, los Estados estarán ahí para que las farmacéuticas no carguen en solitario con las indemnizaciones, siempre en el hipotético caso de que un juez sentencie en el futuro que su producto ha provocado daños para la salud».

“Los Estados miembros están dispuestos a cubrir financieramente algunos de los riesgos de las empresas para garantizar que las vacunas estén realmente disponibles para los ciudadanos de la UE a fin de proteger la salud pública”, añade el Ejecutivo comunitario.

Estos acuerdos se han llevado a cabo con cinco compañías farmacéuticas: AstranaZeca, anofi-GSK, Johnson & Johnson, CureVac y Moderna.

Rápidamente el alto comisionado de la UE ha aclarado que «el procedimiento para autorizar las futuras vacunas seguirá los cauces habituales antes de su comercialización, esto es, deberá ser aprobada por la Comisión Europea tras una recomendación favorable de la Agencia Europea del Medicamento».

A %d blogueros les gusta esto: