Internacional

¿El golpismo boliviano extiende su red de desinformación a Twitter?

Facebook desmontaba recientemente la red de desinfrmación de la golpista Añez, como explicó nuestro compañero Javier F. Ferro. Hoy surge la incertidumbre sobre el uso ilegítimo también de Twitter.

Facebook desmontaba recientemente la red de desinfrmación de la golpista Añez, como explicó nuestro compañero Javier F. Ferro. Hoy surge la incertidumbre sobre el uso ilegítimo también de Twitter.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Como bien informó Javier F. Ferro, «el prestigioso diario norteamericano The Washington Post informó este miércoles que Facebook eliminó una red de desinformación millonaria creada la finalidad de favorecer la gestión de Jeanine Áñez y desprestigiar a la oposición. El rotativo hace referencia también a publicaciones de apoyo a la oposición política en Venezuela y críticas al partido del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

Tal y como informa el diario, esta red ilegal usaba cuentas falsas para amplificar su contenido, evadir la aplicación de las políticas restrictivas de Facebook, engañar a las personas sobre quién estaba detrás de estas actividades y hacerse pasar por entidades de noticias independientes, organizaciones civiles y páginas políticas».

La noticia tuvo fuerte impacto en redes sociales. Julián Macías, analista y director de Pandemia Digital, quién hace meses denunció este entramado, a través de un hilo de Twitter, recordaba y exponía también el modo fraudulento del uso de esta red social que se gestó durante el golpe de estado en Bolivia.

A ello respondió el periodista y filósofo Ricard Jiménez, quién lleva tiempo centrando parte de su actividad a lo acontecido en Bolivia. Según este, quién afirma que lleva tiempo «analizando las redes de los principales dirigentes bolivianos», ha encontrado comportamientos sospechosos en la red de Añez, a pesar de que «aún es algo precario e insuficiente», pero todo parece indicar que sigue el mismo patrón empleado en Facebook.

Entre lo que destaca Jiménez es que «aproximadamente un 13% de los seguidores de Añez son falsos». Esto representa que aproximadamente 43.184 cuentas que siguen a la mandataria golpista no son reales.

Ante esto Jiménez vislumbró el curioso dato que reveló a través de una aplicación y es la circunstancial, pero notable relevancia e interacción de Añez en países de oriente o nórdicos. Estas cuentas de estos países mostraban una extraña actividad, como el perfil de frases de Ricardo Arjona.

Otros datos que muestra Jiménez en cuanto a la supuesta posibilidad de falsación de Añez alude a la paupérrima actividad de sus seguidores, exceptuando la cuestión de los RT a la golpista.

Por otro lado, «uno de los perfiles que más incidencia tiene en los hastags lanzados por la golpista Añez contra los cabildos, por ejemplo sigue siendo este perfil que ya desmontó Julián Macías durante el golpe de estado», aclara Jiménez. El perfil en cuestión pertenece a «un programador del ejercito de los USA», según Macías.

A pesar de ser datos preliminares, pueden abrir el camino hacia una nueva investigación en estos casos modernos de injerencia política.

A %d blogueros les gusta esto: