Internacional

Ruth Ben-Ghiat: «Trump no es fascista pero se parece mucho a Benito Mussolini»

La profesora en historia y experta en cultura italiana de la Universidad de Nueva York, escribió un artículo en 2016, mostrado las similitudes de Donald Trump con Benito Mussolini.

La profesora en historia y experta en cultura italiana de la Universidad de Nueva York, escribió un artículo en 2016, mostrado las similitudes de Donald Trump con Benito Mussolini.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

«El fascismo ha vuelto con la candidatura de Donald Trump a la presidencia», comenzaba escribiendo Ben-Ghiat. No obstante, en reiteradas ocasiones repite que «Trump no es fascista, ya que no pretende establecer el partido único y un movimiento alrededor de su única persona, que así es como comenzó el fascismo», pero aún así, la profesora, encontró varias similitudes con el fascismo de Benito Mussolini.

De este modo, encuentró interesante, buscar las «enseñanzas» de Benito Mussolini, que pueden hacernos «entender el fenómeno Trump, que de un modo similar surgió de las bravuconadas «antipartidistas y anti todo lo establecido».

Benito Mussolini, fue un político de la ruptura», explicó Ben-Ghiat, «con características nacionalistas y siempre en constante devenir en la contradicción y la paradoja».

Así pues, Ben- Ghiat, respecto al devenir y modo de actuar de Mussolini extrae que en «2016 los americanos están aprendiendo, lo que los italianos aprendieron en la década d elos 20: el carisma autoritario no puede ser comprendido a través del prisma de la política tradicional». De este modo, y por ello, «Donald Trump reta constantemente a la opinión pública, a la prensa y a toda la clase política», aclaró la experta.

«Se trata precismente de esto, de explorar a través de acciones que generen controversia, que constantemente humillen a distinto grupos de individuos». «Mussolini en este aspecto – continuó Ben-Ghiat – probó a los italianos a través de la violencia, demostrando su debilidad y la del modelo político existente y es eso precisamente la violencia física y psicológica lo que los asemeja para situarlos por encima de una sociedad sometida». Es en este punto en el que Ben-Ghiat encontró la analogía entre ambos.

A %d blogueros les gusta esto: