Trabajo

Juez condena al PP a readmitir a una administrativa despedida o a indemnizarla con 67.915 euros

La empleada contaba con una antigüedad reconocida desde febrero de 1986.

La empleada contaba con una antigüedad reconocida desde febrero de 1986.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

El Juzgado de lo Social número 4 de Madrid ha estimado la demanda de una administrativa que trabajó para el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados desde 1986 y declara improcedente su despido. La empleada deberá ser readmitida o indemnizada con 67.915 euros.

La empleada del grupo presentó la demanda en julio de 2019 interesando la nulidad o improcedencia del despido y solicitando el reingreso o que le pagaran además de la indemnización otra por vulneración de derechos fundamentales de 25.521 euros. Sin embargo, esta última petición no ha sido atendida por el juzgado.

La empleada trabajó para el Grupo Parlamentario Popular y contaba con una antigüedad reconocida desde febrero de 1986. Los contratos con el PP los alternaba con los de personal eventual de las Cortes Generales ya que hacía las funciones de asistente de presidentes de comisiones del Congreso o de vocales de la Diputación Permanente.

«Cuando R.R.S. era propuesta como asistente por los presidentes de la Comisión del Congreso, una vez confirmado el nombramiento, lo comunicaba al Grupo Parlamentario Popular, pasando a ser trabajadora eventual de las Cortes», señala el escrito.

Tras trabajar como personal eventual, volvía al grupo parlamentario hasta que de nuevo pasaba otra vez a prestar servicio en las Cortes. Y esto fue así hasta que en mayo de 2019 pidió el reingreso en el Grupo Parlamentario Popular. No obtuvo contestación.

A pesar de esto, ella se presentó en su puesto de trabajo, pero no se le permitió la entrada porque «estaba dada de baja, estaba disuelto el Grupo Parlamentario Popular y no contaba con la autorización de ningún diputado para ello».

A %d blogueros les gusta esto: