Política estatal

El juez imputa a Fernández Díaz por el espionaje a Bárcenas

El caso Kitchen cobra una nueva dimensión con la imputación del ex titular de Interior

El caso Kitchen cobra una nueva dimensión con la imputación del ex titular de Interior

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

El juez que instruye el caso Villarejo ha imputado al ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz para determinar su responsabilidad en el presunto dispositivo que se puso en marcha para espiar a Luis Bárcenas con cargo a los fondos reservados.

El titular del Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, da este paso dos días después de que lo pidiera la Fiscalía Anticorrupción. Ésta considera que Fernández Díaz pudo cometer delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y descubrimiento y revelación de secretos.

El caso Kitchen cobra así una nueva dimensión con la imputación del ex titular de Interior y de la antigua número dos de los populares. Éstos se suman a Francisco Martínez, ex número dos de Interior y ya investigado en la causa.

Entre los indicios que ha reunido la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional se hallan cuatro mensajes SMS que Fernández Díaz envió a Francisco Martínez en 2013 -año en que se puso en marcha el operativo- dándole instrucciones claras para espiar a Bárcenas.

En la etapa de Fernández Díaz al frente del departamento, el Ministerio del Interior pagó 48.000 euros en fondos reservados al ex chófer de Bárcenas (Sergio Ríos Esgueva), a razón de 2.000 euros al mes durante dos años. Los policías investigados han defendido ante el juez que fue a cambio de información que ayudara a conocer dónde escondía el dinero el antiguo tesorero de los populares, motivo por el que sostienen que se puso en marcha la operación, pero dicen que ésta fue oficial y no se llamó Kitchen.

A %d blogueros les gusta esto: