destacado Noticias Política estatal

Villarejo confesó una operación para que el primer caso Gürtel no alcanzara a la cúpula del PP

Desvelan un interés de los mandos policiales en realizar la voladura controlada del caso Gürtel.

Desvelan un interés de los mandos policiales en realizar la voladura controlada del caso Gürtel.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Cuatro años antes del espionaje a Luis Bárcenas el grupo del comisario Villarejo habría maniobrado para que el caso Gürtel se quedara en una trama de corrupción en torno a una veintena de cargos medios y que no salpicara a nadie en el partido por encima del extesorero, tal y como desvela ElDiario.es.

Son las declaraciones extraídas de las conversaciones en las que está presente, junto con el propio Villarejo, el que fuera máximo responsable policial de la investigación policial de Gürtel, José Luis Olivera, quien asiente durante la confesión a terceros que hace su colaborador. 

Ocurre el 26 de enero de 2017. Villarejo comparte mesa con la Ana Rosa Quintana y Eduardo Inda y hablan de las inclinaciones políticas del policía, quien asegura que su «experiencia» con el PSOE es «mucho mejor que con el PP». «A mí el PSOE me ha hecho ganar pasta, me ha dado honores, me ha hecho no se qué y tal. Y el PP nada más que me ha dado por culo (…) Me cago en la puta, en el 2009, si no llega a ser por que un gilipollas que se llama Villarejo escondió cien cajas de Gürtel a ver, a ver… se hubiera acabado todo, el partido…», señala Villarejo.

La víspera de la comida de Villarejo con Inda y Ana Rosa Quintana, el policía se encuentra con el abogado Javier Iglesias, los empresarios Adrián de la Joya y Alberto Pedraza y el comisario Olivera. Villarejo cuenta que ha recurrido a Cospedal con el argumento de que José Luis Olivera es la «persona idónea» para el cargo porque además puede ayudarla en la «guerra» que mantiene con Soraya Sáenz de Santamaría. Asegura que el nombramiento de Olivera también es conveniente para «el Asturiano», en referencia a Mariano Rajoy.

Villarejo: «Aparte de ser la persona más ideal (Olivera) es que se ha pasado toda la puta vida haciendo favores macho a esta gente, joder, que en el 2009, este señor y yo estuvimos jugándonosla esa pal Rubalcaba, estuvimos viéndole y éste (Olivera) emboscado en el puto coche para que no nos mordieran, macho, eh, para el tema de la Gürtel de los cojones… Que la Gürtel los podía haber, vamos, los podía haber mandado a todos a tomar por el culo si no llega a ser por éste… y eso no se puede olvidar en la puta vida»!.

Iglesias: «Empezando por el jefe…»

Villarejo: «Empezando por el mierda del jefe…»

Iglesias: «Por el de los bigotes»

El comisario Olivera no interviene hasta unos instantes después en la conversación.

Las conversaciones del grupo desvelan un interés de los mandos policiales en realizar la voladura controlada del caso Gürtel. En el encuentro del 25 de enero de 2017, Villarejo habla de la época de Rajoy en la oposición y de la recompensa que exigían a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. «Y luego vamos para no llevarnos nada. Porque si dices, no, es que cada vez que entramos nos dan medio kilo a cada uno… Pues mira, nos la jugamos… Pero ni siquiera nos pegó un mamazo la Cospe, que también hubiera quedado bien».

Villarejo añade sobre Cospedal: «Subía corriendo a ver al jefe, ¿te acuerdas? Y nosotros ahí como dos gilipollas», afirma Villarejo. «Imagínate que nos pilla Rubalcaba, nos cuelga de los pulgares», añade. En otro punto del sumario, el comisario encarcelado cifra en 100.000 euros la deuda que la número dos del PP mantiene con él por los «encargos puntuales» que su marido, Ignacio López del Hierro, solicitó de Villarejo.

A %d blogueros les gusta esto: