Internacional

Preso palestino en Israel, Maher Al-Akhras, pone fin a una huelga de hambre de 103 días

El preso palestino Maher Al-Akhras inició 103 días atrás una huelga de hambre para denunciar al mundo las detenciones administrativas que está llevando Israel.

El preso palestino Maher Al-Akhras inició 103 días atrás una huelga de hambre para denunciar al mundo las detenciones administrativas que está llevando Israel.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Tras 103 días de huelga de hambre Maher Al- Akhras ha decidido terminarla tras haber llegado a un acuerdo y será liberado el próximo 26 de noviembre.

Al Akhras, de 49 años, fue detenido el pasado julio por acusaciones administrativas. El medio Naiz explica que este es «un sistema que Israel usa para detener a personas sin cargos, juicio o fecha de liberación y por el cual mantiene retenidos en la actualidad a cientos de palestinos».

Según cifras de agosto, de la ONG israelí Betselem, más de 350 palestinos están en cárceles israelíes por este tipo de detenciones administrativas.

No obstante su estado de salud sigue siendo grave, ya que debe recordarse que durante estos dos últimos meses su constantes vitales se encontraban críticas, por lo que pasó mucho tiempo hospitalizado.

Además, en los últimos días, según la agencia palestina Wafa, su estado de salud se había deteriorado mucho y se llegó incluso a temer por su vida. Por ello, los servicios médicos, durante las próximas dos semanas, deberán extremar las precauciones antes de su salida.

La figura de Al-Akhras, granjero y padre de seis hijos, se ha convertido en un icono en las ciudades de Palestina. Según las imágenes de medios locales, incluso grandes carteles y murales ocupan las pareces de Gaza o Cisjordania.

Durante su huelga de hambre, incluso, altos representantes como Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea han reclamado soluciones para salvar su vida.

A %d blogueros les gusta esto: