Noticias Política estatal principal

Descubren una fortuna oculta de Juan Carlos I en la isla de Jersey

El fondo se nutre de otro que fue constituido en los años 90

El fondo se nutre de otro que fue constituido en los años 90

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

El Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) ha descubierto una nueva fortuna oculta del Juan Carlos I radicada en la isla de Jersey. Este organismo ha remitido en los últimos días una alerta a la Fiscalía Anticorrupción por existencia de un trust en el que figura el emérito como beneficiario y que se nutre de fondos de otro vehículo financiero similar en las Islas del Canal constituido en la década de los 90.

Desde Antiblanqueo no especifican cuánto dinero tiene exactamente el rey emérito en esta isla, pero sí relatan que son «varios millones». ‘El Mundo’ señala que esta fortuna fue llevada en el año 2005.

Esta cuenta secreta era la razón por la que la Fiscalía del Tribunal Supremo, con la colaboración del fiscal jefe Anticorrupción Alejandro Luzón, ha abierto una tercera vía de investigación a Juan Carlos I por presuntos delitos fiscales y blanqueo de capitales, que se encuentra en estado «muy embrionario».

Esta tercera línea de investigación se une a las otras dos ya abiertas al rey emérito, la primera por posibles comisiones procedentes del AVE a la Meca y que previsiblemente será archivada con respecto al padre de Felipe VI por no encontrarse indicios que se puedan perseguir respecto de este aforado.

Dos investigaciones más

Más avanzadas están las otras dos investigaciones que atañen al exmonarca. Una implica el rastreo de movimientos de unas tarjetas de crédito que usaban el rey Juan Carlos de Borbón, la reina Sofía de Grecia y también varios de sus familiares más directos, y cuyos gastos no declaraban a Hacienda, durante los años 2016, 2017 y 2018.

La otra la abrió la Fiscalía Anticorrupción, que luego pasó al Supremo, e indaga sobre los 65 millones de euros que recibió Juan Carlos de Borbón de Arabia Saudí en 2008 y que, en 2012, transfirió a su entonces amante, Corinna Larsen. Esta operación fue llevada a cabo mientras Don Juan Carlos era el jefe del Estado y, por lo tanto, gozaba de inviolabilidad. Por este motivo, las pesquisas están abocadas al archivo en lo referente a la figura del Emérito.

La primera, en pocos meses

No es probable que las tres investigaciones coincidan en el tiempo dada la diferencia de avances entre unas y otras. La relativa a las presuntas comisiones del AVE a La Meca, está tan avanzada que se cerrará hacia Navidades en lo relativo al Rey emérito.

La resolución de esta primera investigación dejará vía libre a que Anticorrupción la retome en lo relativo a los empresarios u otras personas que pudieron participar en el delito de corrupción en las transacciones internacionales que podría haberse cometido.

Este tipo de delito necesita de la interposición de una querella por la Fiscalía para poder iniciarse un procedimiento judicial.

A %d blogueros les gusta esto: