Internacional

Los carteles de ‘Borat 2’ desatan la polémica en Francia por su posible ofensa a los musulmanes

La nueva película de Borat, donde aparece Sacha Baron Cohen, ha generado y desatado una nueva polémica en Francia.

La nueva película de Borat, donde aparece Sacha Baron Cohen, ha generado y desatado una nueva polémica en Francia.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

La nueva película, protagonizada por Sacha Baron Cohen, estrenada hace un par de semanas, ha sido motivo y causa de una nueva poémica desatada en Francia.

La película, según cuentan algunos expertos, «pretendía arremeter con furia contra el gobierno de Donald Trump en las semanas previas a las elecciones de EE.UU.», pero como el resultado no ha sido el esperado y también se han visto ofendidos diversos colectivos musulmanes del país galo.

El medio de comunicación The Times, explica, que principalmente el foco del conflicto se encuentra en París, más exactamente en Évry del distrito de Esonne, donde vive un gran número de población migrante.

La causa del rechazo y repulsa que ha generado no ha sido la película en si, sino los pósteres publicitarios donde se puede apreciar al personaje principal, desnudo, cubierto con una mascarilla y portando un anillo donde se puede leer “Allah”.

Al respecto, desde las autoridades de transporte de París, se ha declarado que estos anuncios no serán retirados, ya que, según The Times, esta medida “refleja el interés del presidente Macron y su gobierno para resistir ante lo que perciben como demandas de censura de fundamentalistas musulmanes”.

Esto, en redes sociales ha desatado una oleada de quejas, tanto la campaña publicitaria como a las autoridades francesas, refiriendo a que estos actos son una forma más de insultar al Islam.

Este hecho y este malestar no debería pasar a mayores, pero se produce justo en un momento de altas tensiones en Francia, ya que recientemente el presidente Emmanuel Macron anunció medidas contra el islamismo.

Cabe recordar, además, que recientemente se produjo el brutal asesinato de Samuel Paty, el profesor decapitado por un joven yihadista, una oleada de manifestaciones, insultos y llamadas a boicotear los productos franceses.

A %d blogueros les gusta esto: