Derechos y libertades

Joan Mir: «¿Presión? Presión es que la gente que no puede pagar el alquiler»

"Comparado con eso, lo mío es un cachondeo", destacó el joven piloto

«Comparado con eso, lo mío es un cachondeo», destacó el joven piloto

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Con la victoria de este domingo en el Gran Premio de Europa, celebrado en el circuito Ricardo Tormo de Valencia, Joan Mir dio otro paso más para convertirse en campeón del mundo de MotoGP.

Sin embargo, el joven piloto asegura no sentir presión alguna y, para nuestro regocijo, muestra una conciencia de clase impropia de los deportistas de élite. Se han hecho virales en redes sociales unas declaraciones del piloto de Suzuki en las que reflexiona sobre el valor del deporte en los tiempos que corren.

«Es cierto que siento la presión menos que mis rivales. Siempre he sido duro de cabeza, quizá me benefician estas condiciones. Pero es que todo eso de la presión… Hay presiones mucho peores que jugarte un Mundial. Presión es todo lo que está pasando con el coronavirus, gente que no puede pagar el alquiler… Comparado con eso, lo mío es un cachondeo. Si soy campeón de MotoGP me irá muy bien; si no lo soy, pues también me irá bien. Deportivamente es un momento importante, es para lo que llevo trabajando toda mi vida, pero presión es lo que está pasando muchísima gente estos días», destacó el piloto.

La actitud diferente de Mir tiene que ver con sus orígenes y su carácter, pero también con su llegada al circo de MotoGP. Al contrario que la mayoría de sus rivales, Mir no corrió con los mejores equipos desde su llegada al Mundial, no tuvo padrinos o patrocinadores que le empujaran. Empezó a competir a los 10 años y cuando apareció en Moto3 ya tenía casi 18, así que los flashes le enfocaron ya adulto. Con 20 años celebró su primer título, en Moto3, y al mismo tiempo firmó su primer contrato importante, su ascenso a Moto2.

«No sé de dónde me sale esta forma de gestionar el Mundial. Seguramente haber llegado tan rápido hasta aquí me ha hecho madurar de otra manera, quizá soy distinto a un piloto que lleva muchos años en el campeonato o en MotoGP. Yo tengo claro que ahora tengo que aprovechar el momento y a ver si cae el título. La verdad es que la ventaja es bastante grande», reconoció Mir a menos de una semana de su más que posible coronación.

«Yo me estoy jugando un título de MotoGP y si me va bien, me irá muy bien; y si me va mal, pues también me irá bien. Hay mucha gente que lo está pasando peor», añadió Mir, demostrando que tiene los pies en la tierra.

Este año, MotoGP tendrá un campeón distinto.

A %d blogueros les gusta esto: