Internacional

Vídeo | Las escalofriantes imágenes de un naufragio en el Mediterráneo mientras una madre grita «he perdido a mi bebé»

Se ha difundido un vídeo en el que, con mucho dolor, una madre reclama que ha perdido a su bebé tras naufragar la embarcación con la que trataban de cruzar el Mediterráneo.

Se ha difundido un vídeo en el que, con mucho dolor, una madre reclama que ha perdido a su bebé tras naufragar la embarcación con la que trataban de cruzar el Mediterráneo.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

“¿Dónde está mi bebé?, ¡No sé dónde está mi bebé!, ¡Ayudadme!, ¡He perdido a mi bebé!”, gritaba una madre tras ser rescatada en medio del Mediterráneo. Ella buscaba a su hijo Joseph desde la embarcación del Open Arms.

La embarcación en la que viajaban llevaba horas a la deriva y se rompió justo cuando los rescatistas la abordaron para colocar los chalecos a las 117 personas que allí se encontraban.

En ese instante, por el miedo, muchos se lanzaron al agua, cinco de ellos perdieron la vida. Posteriormente, Joseph sería rescatado, pero no consiguieron reanimarlo.

Joseph, según los medios de comunicación, tenía seis meses, nacido en Guinea Conakri y se ha convertido en la dolorosa imagen del día, donde el Open Arms ha tenido que realizar tres rescates.

Según El País, «entre la noche de este martes y la de este miércoles la tripulación del buque consiguió salvar a 257 personas que intentaban alcanzar Europa a través del Mediterráneo Central, que baña las costas de Malta e Italia».

La organización Open Arms expresaba a través de sus redes sociales: «Escuchad el sonido del naufragio que vivimos ayer. El grito desesperado de una madre en busca de su bebé de 6 meses de vida, en medio del caos. Le recuperamos del mar en parada respiratoria,remontó, pero horas más tarde su pequeño cuerpo no resistió. Ella es la madre de Joseph».

“Si la embarcación hubiese aguantado 10 segundos más Joseph no habría muerto porque era el siguiente en ser rescatado”, ha lamentado el jefe de la misión David Lladó. No obstante, «por suerte cuando la barca se partió todos los ocupantes ya tenían chaleco salvavidas, si no tendríamos que lamentar aún más muertes”, ha contado la portavoz de la ONG.

Tras esto las redes han estallado en una mezcla entre dolor, rabia, impotencia e indignación. «Los gritos de la madre son el verdadero rostro de la inmigración», expresaba el periodista Pablo.

A %d blogueros les gusta esto: