Internacional

El abogado de Trump relaciona a Indra, sin pruebas, con un supuesto fraude en las elecciones de EEUU

La empresa española ha desmentido cualquier relación con la empresa de software electoral que cita Rudy Giuliani

La empresa española ha desmentido cualquier relación con la empresa de software electoral que cita Rudy Giuliani

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

La última teoría conspiradora de Donald Trump y sus aliados sobre las elecciones en EE.UU. ha tocado a España, afectando a una compañía española, la tecnológica Indra. ex El ex alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, abogado personal del presidente de EE.UU., aseguró esta semana que una de las compañías de software que se utilizan en algunos estados del país, Dominion Voting Systems, pertenece a la empresa española.

Giuliani denunció un supuesto fraude en el recuento de los votos, asegurando que la compañía Dominion Voting System «podía ser hackeable». «Dominion es una compañía propiedad de otra compañía llamada Smartmatic, a través de una empresa intermediaria llamada Indra».

Según Giuliani, «Smartmatic se fundó en 2004. La conformaron tres venezolanos, quienes eran muy cercanos al dictador Hugo Chávez. Está creada para arreglar elecciones. Esa es la compañía que posee a Dominion. Aunque Dominion es canadiense, todo su software es de Smartmatic», remarcó, señalando que el fraude se realizó desde Barcelona. Todo esto sin aportar ninguna prueba.

«Dominion eliminó 2,7 millones de votos de Trump a nivel nacional. El análisis de datos encontró que 221.000 votos de Pensilvania fueron cambiados de Trump a Biden. 941.000 se eliminaron. Los estados que utilizaron el sistema de votación Dominion cambiaron 435.000 votos de Trump a Biden», denunció el propio Trump en su cuenta de Twitter, también sin dar pruebas.

Indra lo desmiente

Indra, por su parte desmiente estar detrás de este fraude. «Indra nunca ha desarrollado ningún proyecto de gestión de procesos electorales con Dominion ni con Smartmatic. Y nunca ha tenido ninguna relación contractual o comercial con esas dos empresas, que son competidores de Indra. Indra no ha intervenido de ninguna forma en las pasadas elecciones presidenciales de Estados Unidos», señalan.

Indra está participada en un 18,75% por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), un 11,32% por la Corporación Financiera Alba, un 9,80% por FMR, un 5,67% por Fidelity Low Priced Stock Fund y alrededor de un 3% por Norges Bank (el banco de Noruega), State Street Corporation y T. Rowe Price Associates.

Una estrategia de Trump

Desde las elecciones del pasado 3 de noviembre, Trump y sus aliados han tratado de defender la existencia de un fraude masivo. El pasado sábado, Biden se confirmaba como ganador después de asegurarse un número superior a 270 electores (los compromisarios que eligen al presidente) en las proyecciones que hacen los grandes medios estadounidenses.

El presidente, que fue por debajo en las encuestas durante toda la campaña, advirtió mucho antes de la cita electoral de que se produciría un «fraude masivo» por la ampliación del voto por correo y que cualquier resultado que no fuera su victoria sería una «elección amañada».

Las acusaciones de Trump contradicen el análisis de su propia Administración. «No hay pruebas de que ninguno de los sistemas de votación haya eliminado o perdido votos, haya cambiado votos o haya sido manipulado de ninguna manera», dijo el jueves el Comité Ejecutivo del Consejo de Coordinación de Infraestructura Electoral, que depende del ministerio de Seguridad Nacional. «Las elecciones del 3 de noviembre fueron las más seguras en la historia de EE.UU.», añadió.

A %d blogueros les gusta esto: