Noticias Política estatal principal

Pablo Casado recupera a ETA para el discurso del PP y la hemeroteca ridiculiza su planteamiento

Pablo Casado recupera a ETA para el discurso del PP y lo machacan a base de hemeroteca

Cuando era alcalde en Vitoria, Javier Maroto, portavoz del PP en el Senado, se sumó al exdirigente del PP de Guipúzcoa Borja Sémper en su defensa de pactar con Bildu.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

El apoyo de EH Bildu a los Presupuestos Generales del Estado ha liberado una ola de opiniones tanto a favor como en contra. La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha defendido la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) con todos los partidos, entre ellos Bildu y ERC, y ha reprochado al Partido Popular su «posición de irresponsabilidad» recordándoles que ellos también «han llegado a acuerdos» con la formación de Arnaldo Otegi y con Vox.

Sin embargo, Pablo Casado ha decidido que podría sacar rédito político de esta situación. “Acabo de escuchar la intervención más nauseabunda que ha tenido lugar en el Congreso. Es inaceptable que, teniendo en cuenta las 850 muertos por ETA, el presidente del Gobierno en funciones hable de un valladar contra los derechos sin acusar a los herederos de ETA de sus crímenes. Es infame lo que hemos vivido”, ha señalado tras la intervención de Meritxell Batet, Bildu confirmando su apoyo..

Toda la bancada del PP teatralizó la situación levantándose al grito de “libertad” y dando un aplauso conjunto a su líder. “¿Respeto a quién?”, ha preguntado previamente cuando Meritxell Batet, actual presidenta del Congreso de los Diputados, ha pedido de forma reiterada, sin éxito, que se dejase terminar su discurso a la dirigente de EH Bildu.

“Viva el rey”, “Viva España”, “Mamones”, fueron algunas de las soflamas que se pudieron escuchar en el hemiciclo durante uno de los turnos más tensos que se han visto hasta ahora en esta segunda jornada de la Sesión de Investidura.

La dura hemeroteca

La exposición y las formas del PP contrastan con la dura hemeroteca. Tras el mensaje del ‘popular’, muchos usuarios en redes no han tardado en recordarle los numerosos acercamientos que tuvo su partido ya no con Bildu, sino con ETA. Cuando era alcalde en Vitoria, Javier Maroto, portavoz del PP en el Senado, se sumó al exdirigente del PP de Guipúzcoa Borja Sémper en su defensa de pactar con Bildu. «No me tiemblan las piernas para llegar a acuerdos con nadie. Y creo que eso es bueno. Ojalá sucediese en más foros. Ojalá cundiese el ejemplo», llegó a afirmar.

En una entrevista en TVE, el dirigente del PP afirmó que «excluir, en este momento, no está en la agenda». De esta manera el entonces édil del PP contextualizaba la situación de la política vasca con la llegada de Bildu, asegurando incluso que había «mucha gente que ha buscado la paz desde el principio».

Finalmente llegaron a acuerdos en parlamentos autonómicos y en ayuntamientos. En Vitoria, Javier Maroto declaró estar en disposición de pactar con la formación independentista en varias ocasiones durante su mandato y algunos acuerdos llegaron a hacerse realidad.

Conviene recordar que el Gobierno de UPN-PP también negoció con HB (antigua marca electoral de Bildu, cuando ETA aún mataba) los presupuestos de Navarrra. Así lo cuenta ‘Diario de Navarra’: «El Gobierno de Navarra, liderado en 1993 por Juan Cruz Alli y Miguel Sanz (UPN-PP), tenía la necesidad de aprobar los Presupuestos. Lo había intentado sin éxito, Alli estaba en minoría y decidió abrir las negociaciones a todos los grupos del Parlamento: PSN-PSOE, EA, IU y también Herri Batasuna (HB), que tenía 6 escaños. Alli recibió en el Palacio un par de veces a Patxi Zabaleta y Adolfo Araiz, discutieron algunas partidas y al final no hubo acuerdo».

«Es decir, que tanto el Gobierno como HB reconocen que hubo contactos negociadores, que se desarrollaron con normalidad y que terminaron sin éxito. Y no por nada que tuviera que ver con la violencia, sino por cuestiones puramente presupuestarias».

upn negocio

Aznar y ETA

El 16 de septiembre de 1998, ETA declaró por primera vez en su historia, un «alto el fuego total e indefinido».​ El 3 de noviembre, Aznar declaraba que «el Gobierno y él personalmente ha autorizado contactos con el entorno del Movimiento Vasco de Liberación». Había comenzado los contactos entre ETA y el gobierno.​ Durante la negociación, el gobierno del Partido Popular acercó a 135 presos.

El gobierno tuvo como intermediarios al entonces obispo de Zamora, Juan María Uriarte, tres enviados por Aznar: el jefe de su gabinete, Javier Zarzalejos, el secretario de Estado para la Seguridad, Ricardo Martí Fluxá, y el sociólogo Pedro Arriola se reunieron el 19 de mayo de 1999 en Zúrich (Suiza) con el dirigente de ETA Mikel Albizu Iriarte, «Antza», y Belén González Peñalva, «Carmen». En la reunión, que tuvo una duración de más de dos horas y media, no se llegó a ningún acuerdo pues los enviados por el gobierno se negaron a aceptar la autodeterminación, tal y como reclamaba ETA, y a discutir con la banda cuestiones políticas.

El día anterior, se anunció la firma de un pacto de legislatura en el cual el gobierno autonómico del PNV y Eusko Alkartasuna (EA) recibirían el apoyo parlamentario de la coalición abertzale Euskal Herritarrok (EH).

A %d blogueros les gusta esto: