Noticias Política estatal

Ingresa en prisión por violencia de género el detenido por disparar a fotos de Sánchez e Iglesias

Se enfrenta a una condena de "casi tres años" de prisión

Se enfrenta a una condena de «casi tres años» de prisión

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

El detenido a principios del mes de junio por protagonizar un vídeo en el que disparaba a fotografías de Pablo Iglesias y Pedro Sánchez ha ingresado en la prisión de Archidona (Málaga) para cumplir condena por un delito de violencia de género.

Según como adelantó EL MUNDO, el acusado se presentó de forma voluntaria en la cárcel el pasado lunes día 2 para dar cumplimiento a una sentencia previa. Se enfrenta a una condena de «casi tres años» de prisión supuestamente relacionada con un episodio de violencia de género.

El hombre se hizo famoso al grabarse en una galería de tiro, de carácter privado y perteneciente a una armería deportiva de Málaga. La identificación del hombre no llevó mucho tiempo, al aparecer a cara descubierta. Es un exmilitar de 44 años residente en Málaga, sin licencia de armas. Además, fuentes policiales apuntan a vínculos con la extrema derecha.

En la galería disparaba a fotografías de miembros del Gobierno central, como el presidente, Pedro Sánchez; el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, o el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Su detención se produjo el 19 de junio en La Cala del Moral, núcleo poblacional del municipio malagueño de Rincón de la Victoria, y quedó en libertad tras ser trasladado a las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga. Previamente, la Policía Nacional había informado de su identificación, remitiendo sus indagaciones a la Fiscalía, tras localizar en Málaga la galería de tiro privada donde fue grabado el vídeo. La investigación gravita sobre un presunto delito de amenazas contra miembros del Ejecutivo central.

El investigado también se podría enfrentar a un delito de odio por los comentarios que realiza durante la grabación, según otras fuentes judiciales, ya que -tras disparar- hacía alusión a que había «sentenciado» a los miembros del Gobierno.

Cuando trascendió el vídeo, el Gobierno envió un comunicado en el que mostraba «su total repulsa y condena de estas imágenes, que contienen amenazas graves y siembran el odio». «Hechos así alimentan a los sectores más ultras de la sociedad que pretenden destruir valores esenciales de nuestra democracia y de nuestra Constitución, como son la convivencia y el respeto absoluto de la pluralidad política», subrayó.

A %d blogueros les gusta esto: