Artículos destacados

Cómo lograr que los futbolistas salten más alto

Shutterstock / Daxiao Productions

El fútbol lo practican cientos de millones de personas en el mundo y mueve cantidades inmensas de dinero. A qué se debe el gancho que tiene este deporte tiene varias explicaciones posibles, desde el subidón que produce la sensación de ganar (como jugador o como hincha), hasta su mecánica sencilla o sus ídolos.

No obstante, el fútbol también tiene interés científico. Investigaciones recientes se han dedicado a analizar qué factores llevan al jugador hacia el éxito profesional y cómo pueden potenciarse. En esta línea, nuestro equipo de la Universidad Camilo José Cela, en colaboración con investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos, ha realizado un estudio con futbolistas semiprofesionales analizando la eficacia de nuevas técnicas sobre el rendimiento deportivo de los jugadores.

La velocidad de sprint y la altura del salto

Conviene tener en cuenta que el fútbol es un deporte que tiene una naturaleza intermitente y es complejo desde el punto de vista de la fisiología del deporte. Durante un partido, hay cambios en la velocidad del movimiento y dirección en función del planteamiento táctico en cada momento del juego. Por esta razón, los jugadores necesitan que sus músculos sean fuertes y flexibles para superar con éxito todos los aspectos técnicos.

A pesar de que los factores tácticos y psicológicos han demostrado ser determinantes, algunos estudios han buscado aspectos físicos específicos que puedan predecir el éxito deportivo de los jugadores.

Medición de la altura y tiempo de vuelo durante el salto.

Dos de estos factores son la velocidad de sprint y la altura del salto. Por esta razón, se recomiendan entrenamientos que incluyan ejercicios de fuerza máxima que producen mejorías en ese aspecto.

Neuromodulación percutánea ecoguiada

Nuestro estudio consistió en un ensayo clínico donde se evaluaban los efectos de la neuromodulación percutánea. Esta técnica consiste en introducir una aguja de acupuntura o punción seca guiada ecográficamente hasta poner la punta en contacto con un nervio para que, a través de impulsos eléctricos, la estimulación del nervio produzca diversos efectos en función del tipo de corriente (analgesia, disminución o aumento del tono muscular…).

Introducción de la aguja en el nervio femoral guiada con ecografía.

La neuromodulación percutánea forma parte de la fisioterapia invasiva, cada vez más desarrollada. Se ha utilizado en el tratamiento del dolor en pacientes con migrañas, neuropatías y dolor lumbar, además de para la ganancia de fuerza en pacientes con dolor de rodilla). Sin embargo, hasta donde nos consta a los autores, nunca se había evaluado esta técnica en futbolistas para mejorar esos aspectos físicos determinantes en el éxito deportivo de los jugadores.

En nuestra investigación se hicieron dos grupos de intervención. Uno de ellos realizó un entrenamiento específico que potencialmente mejorara el salto y el sprint. En el otro grupo, al entrenamiento se le añadieron dos sesiones de neuromodulación percutánea.

Los resultados de este estudio mostraron que dos sesiones de la técnica aplicada en el nervio femoral (en combinación con el entrenamiento) producen mejores ganancias en la altura del salto y en la fuerza máxima que únicamente el programa de ejercicio a corto plazo. Transcurrido un mes de la intervención, aunque la mejoría se mantiene, no hay diferencias entre ambos grupos.

Por esta razón, esta técnica podría considerarse como un complemento al entrenamiento que mejora el rendimiento deportivo.

The Conversation

Juan Antonio Valera Calero recibe fondos de la VII Convocatoria de Ayudas a la Investigación de la Universidad Camilo José Cela para la realización de la investigación expuesta en el artículo.

The Conversation. Rigor académico, oficio periodístico

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: