Noticias Política estatal principal

Francisco Serrano: de pedir fiscalizar «chiringuitos» a declarar por defraudar 2,5 M de euros en ayudas

Fundador de la sociedad y firmante de la solicitud de la millonaria ayuda, se presenta ahora como un «ignorante» del mundo de la empresa.

Francisco Serrano, ex líder de Vox en Andalucía, ha tenido un extraño recorrido en la política. El jurista de 56 años ha declarado que «todavía» confía en la Justicia después de comparecer este lunes ante el juzgado que lo investiga por presuntamente defraudar una subvención de 2,5 millones de euros que una empresa suya recibió del Gobierno en 2016.

El ex parlamentario se ha presentado este lunes como investigado ante el Juzgado de Instrucción número 16 de Sevilla, que les ha tomado declaración a él y a sus dos socios en un proyecto para montar en Niebla (Huelva) una fábrica de pellets que nunca llegó a funcionar, a pesar de que obtuvo una ayuda del Ministerio de Industria.

Durante la hora y media que ha permanecido en la sala, Serrano ha contestado al juez, a la fiscal, al abogado del Estado y a su propia defensa, pero se ha acogido a su derecho a no responder a las preguntas de las acusaciones ejercidas por el secretario general de la asociación de consumidores Facua, Rubén Sánchez, y Podemos. Después de su comparecencia, en declaraciones a los periodistas, el también exjuez ha asegurado: «Confío en la Justicia y espero que todo se pueda aclarar a partir de ahora».

Francisco Serrano

2011: 10 años inhabilitado

Aunque la Justicia parece no estar de su lado. En 2011 fue inhabilitado por ampliar un día y medio la custodia de un padre separado sobre su hijo, cambiando el régimen de visitas del menor establecido por otro juzgado. Pretendía supuestamente salvaguardar el deseo del menor de salir como paje en una procesión de la Madrugá sevillana. La madre del niño denunció al juez y éste fue finalmente condenado por prevaricación dolosa.

En un principio la inhabilitación del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Ceuta y Melilla se limitaba a dos años,​ pero el Tribunal Supremo la elevó a diez años, imponiendo además una multa de 2.160 euros como responsable criminal. El Alto Tribunal sentenció que Serrano era consciente de incumplir su deber jurisdiccional. Serrano ha asegurado no arrepentirse de la resolución que dictó y sostiene que las «críticas a la ideología de género» está detrás de su inhabilitación.

Después de interponer un recurso de amparo y estimarse parcialmente su demanda, Serrano fue rehabilitado por el Tribunal Constitucional el 26 de octubre de 2016, anulándose así la sentencia del Tribunal Supremo.

Vox en el camino

En 2014 se afilió al partido de extrema derecha Vox y fue el único candidato que se presentó a las primarias para las elecciones autonómicas en Andalucía de 2015. Se ha declarado públicamente como provida, defensor de la nación española, los valores de la familia natural y la igualdad.​ Según el diario La Vanguardia, una de las bases de su ideología es el antifeminismo.​ En las elecciones autonómicas andaluzas celebradas en marzo de 2015, Vox no obtuvo representación parlamentaria —sólo consiguió 18.000 votos, el 0,5%—.

El 2 de diciembre de 2018 Francisco Serrano se volvió a presentar como candidato a Presidente de la Junta de Andalucía y obtuvo 12 escaños al Parlamento de Andalucía, apareciendo Vox por primera vez en su historia en un parlamento autonómico.

Violación en grupo

Poco antes de las elecciones andaluzas, fue muy polémico un tuit que escribió en defensa de la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, a quien una mujer había pedido en un mensaje que la violaran en grupo.

Serrano escribió refiriéndose a esa mujer: «A esta desgraciada no creo que nunca la violen ni en grupo ni en cuadrilla, ni con alevosía o nocturnidad. Todo mi apoyo a @Inesarrimadas».

Kamchatka auf Twitter: "Este es Francisco Serrano, líder de VOX en Andalucía, al que han votado 390.000 personas.… "

La Manada

En junio de 2019, Serrano volvió a estar en el ojo del huracán a raíz de la crítica que hizo de la revisión de la sentencia del caso de La Manada en la que el Tribunal Supremo aumentó la pena a quince años de prisión tras establecer que sí que había habido violación.

Serrano Castro consideró que la sentencia del Supremo estaba «cargada de condicionantes mediáticos y políticos» y que “se nota que es una sentencia dictada por la turba feminista supremacista”, advirtiendo que constituiría «un torpedo directo contra la heterosexualidad, contra las relaciones libres entre hombres y mujeres. Más liberticidio progre». Su propio partido Vox, sorprendentemente, lo desautorizó.

2,5 millones en ayudas

En julio de 2020 presentó su dimisión como presidente de Vox en Andalucía debido a una querella de la fiscalía superior por un presunto fraude de subvenciones por una ayuda pública de 2,5 millones.

El origen de la investigación data del 10 de octubre de 2019, cuando Facua informó de que Hacienda había reclamado la devolución de los 2,5 millones que había recibido Bio Wood Niebla en 2016.

La Fiscalía de Sevilla abrió unas diligencias de investigación penal contra Serrano en noviembre de 2019, pero como era parlamentario y gozaba de la condición de aforado, las remitió a la Fiscalía Superior de Andalucía, que el 1 de julio de 2020 formuló la querella ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por un presunto delito de fraude en subvenciones. Y en ello sigue.

Spanishrevolution.net

A %d blogueros les gusta esto: