Empresas

Préstamos entre personas: la revolución financiera

La tecnología vino a cambiar y mejorar muchos aspectos de nuestra vida diaria. En los últimos años, han surgido empresas que ofrecen servicios financieros apoyándose en ella para poder otorgarlos, llamadas fintech.

Uno de los productos que más revuelo ha tenido son los préstamos entre personas, los cuales han venido a decirle a las personas que es posible obtener créditos con tasas bajas y también ganar buenos rendimientos a partir de sus inversiones.

La empresa yo te presto, por ejemplo, lo está haciendo en México, en donde los clientes de los bancos tenían accesos a préstamos con tasas promedio del 45 por ciento y ellos han bajado esto hasta el 20 por ciento anual. Mientras que los rendimientos tradicionales a los que podían acceder los mexicanos rondaba el 6 por ciento y ellos los han llevado al 17.5 por ciento, en promedio.

¿Cómo lograron esto? Fácil, usando la tecnología para conectar a personas que quieren invertir con personas que necesitan un préstamo, quienes son previamente investigadas meticulosamente por el Área de Crédito de la fintech para asegurarse de que realmente pagarán el dinero que necesitan, generando a los inversionistas una ganancia significativa.

Es tal la revolución que está creando yo te presto, que han entregado más de mil millones de pesos en menos de seis años, consolidándose como la empresa de préstamos entre personas líder en México. Además, de estos mil millones, 700 millones han sido para que las personas cambien sus deudas.

“Al cambiar sus deudas con nosotros, los acreditados pueden ahorrar hasta la mitad de los intereses que están pagando actualmente. Por ejemplo, si tienes una tarjeta Premium a la que le debes 150 mil pesos y la vas a pagar en 36 meses, con el banco pagar 165 mil 940 pesos de puro interés, mientras que con nosotros pagas unos 23 mil 990, el ahorro es mucho”, detalló el CEO de la plataforma, Luis Rubén Chávez.

Además de la tasa de interés, yo te presto tiene otras ventajas competitivas para los mexicanos que están interesados en unirse a su comunidad de acreditados, y es que su trámite es totalmente en línea, por lo que las personas no tienen que ir a una sucursal bancaria a esperar horas para ver si les autorizan o no un crédito, sino que pueden solicitarlo desde cualquier lugar y en menos de un minuto ser preautorizados.

Por otro lado, los pagos son fijos, para evitar confusiones a la hora de realizarlos, y los abonos a capital y liquidaciones anticipadas no tienen penalizaciones, lo que sí sucede con algunas otras instituciones crediticias.

Los mexicanos que estén interesados en adquirir un préstamo con esta fintech solo necesitan contar con un excelente historial crediticio, tener una identificación oficial con fotografía y comprobantes de ingresos y de domicilio.

A %d blogueros les gusta esto: