Noticias Política estatal principal

Jupol señala al periodista Miquel Ramos por denunciar los abusos policiales en la manifestación por Samuel

El sindicato de Policía Jupol, cercano a la extrema derecha, cargó contra el periodista llamándolo intoxicador

Más de 70 localidades de toda España condenaron el asesinato homófobo de Samuel Luiz, de 24 años, en A Coruña. «Samuel, hermano, no estás solo», es una de las insignias que se han escuchado.

Las movilizaciones tenían el objetivo de mostrar un mensaje conjunto de repulsa hacia este crimen de odio. Prácticamente las plazas de todas las capitales de provincia se han llenado de miles de personas que han querido hacer pública su indignación.

En la ciudad en la que fue asesinado por ser gay, A Coruña, los manifestantes se reunieron en la plaza de María Pita, donde también han acudido rotos de dolor los amigos del joven asesinado, donde se trasladó apoyo a la familia. 

La nota discordante la puso Madrid. Unas 3.000 personas, según la Delegación del Gobierno, han acudido a la Plaza Mayor con pancartas que rezaban mensajes como «cualquiera nosotros podría ser Samuel» o «Ya no os tenemos miedo», donde la Policía llevó a cabo hasta tres cargas.

Los enfrentamientos entre policías y manifestantes se produjeron en la zona de Argüelles, en el cruce de las calles Princesa y Alberto Aguilera. Los manifestantes avanzaron por la primera de las calles hasta el cruce de Princesa cantando varias consignas. Al llegar a Princesa, sobre las 22.30 horas, se encontraron con el despliegue policial.

Unas ocho unidades de Policía se desplegaron en la zona, donde los agentes rechazaron a golpes el avance de unos 500 manifestantes. Hacia las 23.00 horas la situación de tensión continuaba ya que los manifestantes no entendían por qué no podían marchar y los agentes se preparaban para una nueva carga.

Jupol

Miquel Ramos y su denuncia

El periodista Miquel Ramos denunció en sus redes sociales la brutalidad con la que se mostró la policía contra los manifestantes citando un vídeo en el que se veía como tres policías cargaban sin control contra manifestantes. «¿Pero esto qué es?», se preguntaba Ramos.

El sindicato de Policía Jupol, cercano a la extrema derecha, cargó contra el periodista llamándolo intoxicador y añadiendo dos vídeos en los que no se justifican las cargas. «Se produjo por una alteración del orden público de grupos antisistema, los de siempre…», ponía en uno de ellos. En otro, indican que «cortaron el tráfico e intentaron hacer barricadas. En el anterior se aprecia también qué tipo de personas eran y qué intenciones tenían…», justifican. 

Spanishrevolution.net

A %d blogueros les gusta esto: