Feminismo Noticias principal

El antes y el después de la llegada talibán: 24 horas separan las fotografías de esta reportera

La corresponsal de la CNN Clarissa Ward, obligada al cambio de vestimenta en apenas un día tras tomar Kabul los talibanes.

Los avances logrados por las mujeres afganas en los últimos 20 años, sobre todo en materia de educación, empleo y participación política, están gravemente amenazados por la llegada de los talibanes al poder.

Los talibán declararán un Emirato Islámico, un Gobierno fundamentalista como el que ya existió durante la segunda mitad de la década de los 90 y que arrastró por los suelos los derechos de los ciudadanos afganos, sobre todo los de las mujeres.

La combinación entre las tradiciones pastunes y la interpretación radical del Islam por parte de los talibán deriva en una serie de reformas restrictivas de la libertad de acción y decisión de las mujeres. Las reformas regulan principalmente la forma de vestir de las mujeres, su comportamiento en público, la libertad de tránsito y sus responsabilidades con la sociedad.

Ward

El giro radical reflejado en Ward

Los cambios en la sociedad se dejan ver tan solo un día después de la toma de Kabul: el cambio de poder ya se ha empezado a reflejar en las mujeres. Este es el caso de la corresponsal de la CNN Clarissa Ward, periodista estadounidense de la CNN que ha pasado de informar vestida con ropa de color a llevar puesto un velo islámico.

En la primera foto, podemos ver a la corresponsal en una de las conexiones de este domingo con el pelo descubierto, maquillada, vestida con rojo y azul y con los brazos destapados. En la segunda, tomada tan solo un día después, se puede observar un cambio radical y la periodista muestra únicamente parte de su cara mientras viste de riguroso negro.

Ward es obligada a vestir el ‘chador’, un velo islámico usado sobre todo en Irán, generalmente por las mujeres chiíes. Esta prenda, que suele ser de color negro, se compone por la ‘abaya’, que cubre todo el cuerpo, y por el velo, que debe cubrir por completo el cuello y el pelo. La mujer deberá llevarlo siempre que esté en presencia de varones en este estado radical.

Al hacerse viral la comparación de las dos imágenes en las redes, la propia periodista ha publicado un mensaje en Twitter para matizar el cambio. «Este meme es inexacto -asegura Clarissa Ward-. La foto superior está dentro de un recinto privado. La parte inferior está en las calles del Kabul de los talibanes. Siempre usé un pañuelo en la cabeza en la calle en Kabul anteriormente, aunque no con el pelo completamente cubierto y abbaya [túnica]. Así que hay una diferencia, pero no tan marcada».

Spanishrevolution.net

A %d blogueros les gusta esto: