Empresas

¿Cuánto cuesta crear un sitio web? Todo lo que necesitas saber

En la actualidad, la respuesta a cualquier tipo de emprendimiento o negocio es crear un sitio web. Internet llegó para solucionar muchos procesos y acciones que antes eran tediosas y costosas. Hoy en día, con poco dinero, puedes tener un negocio online. Pero, en serio, ¿cuánto cuesta crear un sitio web? En este artículo, vamos a contarte todo lo que necesitas saber.

La realidad es que, como respuesta sencilla, podríamos decir que “depende”. Depende de lo que quieras lograr, de la complejidad de la página, de tus conocimientos y hasta del nombre que quieras darle. Esto es real, el costo va a depender mucho de lo que elijas hacer y las necesidades que tiene tu negocio. Sin embargo, vamos a intentar darte algunos números precisos para que puedas tener una idea del costo básico.

¿Qué es lo que influye en el costo de un sitio web?

Antes de empezar a hablar de números, es muy importante que sepas qué es lo que va a influir en el precio del sitio. Esto te va a ayudar a entender cuáles son los costos que puedes reducir y cuáles no.

#1 ¿Cómo vas a crear el sitio?

Existen dos opciones para crear un sitio web: contratar a un desarrollador o usar un constructor de sitios web (o gestor de contenidos). Esta decisión va a depender de la cantidad de dinero que puedas invertir (contratar un desarrollador es más caro) y de las necesidades que tenga el negocio.

La realidad es que hay pocas cosas que no puedas hacer con un constructor web. WordPress, por ejemplo, es uno de los CMS más populares del mercado debido a la gran capacidad de personalización que tiene. Además, cuenta con muchos tutoriales y guías que te ayudarán a resolver problemas recurrentes, como el típico error 500 del servidor interno.

#2 Alojamiento, nombre y seguridad

Algunas cuestiones esenciales, que modifican mucho el precio de un sitio web, son el alojamiento web, el nombre de dominio y la seguridad que incluyas. La elección del hosting o alojamiento web depende del tamaño del sitio y el tráfico que esperes. Existen planes muy accesibles, de todas formas.

En cuanto al nombre, todo depende de la popularidad. Los dominios aumentan si utilizas extensiones como “.com”, por ejemplo. Y, finalmente, sobre la seguridad, nuestra recomendación es que optes por un certificado SSL y que lo contrates con el hosting. Existe la posibilidad de que sea gratuito si va en un paquete.

#3 Objetivo de la web: ¿quieres una tienda online?

El objetivo de la web determina, un poco, la complejidad del sitio. Crear una tienda online, por ejemplo, es mucho más costoso desde todos los puntos: creación, alojamiento web, funciones, etc.. Es por esto que debes definirlo antes, así tendrás un presupuesto completo.

#4 Diseño

Si usas un constructor web o un gestor de contenidos, el diseño no será una preocupación mayor. Existen plantillas gratuitas que puedes utilizar. A la vez, también hay algunas plantillas pagas.

En cambio, si un desarrollador hace el sitio, tendrás que contratar a un diseñador web. Estos profesionales cobran por hora trabajada.

#5 Funciones extras

Esto se relaciona directamente con el objetivo de la web. Hay sitios que son muy sencillos y no requieren de mayores complejidades. Pero, hay otros, que cuentan con funcionalidades que no suelen estar en cualquier sitio web. Si hay que construirlas, debes considerar las horas que cobrará un desarrollador por hacerlas.

En cambio, si usas un CMS, puedes descargar plugins y añadirlos a la web. Algunas de estas aplicaciones son pagas, pero te saldrá menos que contratar a un desarrollador.

#6 Posicionamiento SEO y marketing

Es importante que sepas que un sitio web no se transforma en popular de la nada. Se deben llevar a cabo una buena cantidad de acciones de marketing pago y posicionamiento SEO.

Si no tienes idea de esto, debes considerar la posibilidad de contratar a un especialista. Además, tienes que ver cuánto puedes invertir en publicidad.

#7 Actualizaciones y mantenimientos

En este punto, cuando el sitio está listo, hay que pensar en cómo mantenerlo y actualizarlo. Las posibilidades son dos: lo haces tú o contratas a alguien. La realidad es que, mantenerlo, no suele ser tan complejo como crearlo. Si tienes el tiempo y quieres ahorrar dinero, puedes capacitarte un poco e intentar ser independiente. Si no, puedes contratar a un desarrollador que lo haga por tí.

Ahora sí, vamos a los números

Después de toda esta explicación, vamos a mostrarte los números finales en un cuadro comparativo que considere costos si eliges un creador de sitios web o si optas por un desarrollador web que cree un sitio exclusivo para tí.

Entonces, sigue presente el “depende”

Como ya dijimos, varía mucho el costo según lo que se busca lograr y las formas. Existen mil maneras para tener tu propio sitio web. Con este artículo, buscamos que entiendas que hay una amplia variedad de costos. Esto quiere decir que siempre existe la posibilidad de tener tu propia web, sólo debes animarte.

A %d blogueros les gusta esto: