Economía Noticias principal

Un ex agente de Bankinter estafa 5,4 millones de euros a clientes de un barrio «cayetano» de Madrid

La Audiencia de Madrid declara probado que el acusado «captó fondos de los querellantes a partir de un relato mendaz, construido artificiosamente y de pura fantasía»

El pasado mes de noviembre la Audiencia Provincial de Madrid solicitaba al juez Ángel José Lera Carrascoso que esclareciera la responsabilidad de Bankinter en una estafa piramidal que presuntamente llevó a cabo un agente del banco durante años a familias del madrileño barrio de Salamanca.

El principal acusado trabajaba en un local situado en la calle Núñez de Balboa, una de las zonas con mayor poder adquisitivo de toda España, y se aprovechaba de la confianza de las víctimas derivada de una larga relación personal y profesional con él, así como por la apariencia generada por su condición de agente del banco para solicitarles que pusieran grandes cantidades de dinero en manos de un supuesto inversor, que en realidad no existía, prometiéndoles a cambio unos intereses «muy superiores» a cualquier producto del mercado.

Bankinter realizó un informe, tras el requerimiento judicial, que aportó a la causa en enero de 2018, pero con parte del contenido tachado, algo que para los denunciantes “demostraba la falta de compromiso de la entidad bancaria en el esclarecimiento de los hechos”. En el documento, los responsables del banco reconocieron que se trataba de una “estafa” y cuantificaron la magnitud de la misma.

Núñez de Balboa
Núñez de Balboa

Según explicaron fuentes de la entidad a Confidencial Digital, en el momento en el que tuvieron conocimiento de la actividad fraudulenta de su agente, rescindieron la relación contractual con él.

La estafa piramidal se derrumbó en 2014. El trabajador de banca estafó en total, según se declara probado en la sentencia, más de cinco millones de euros a un total de 14 personas.

Este engaño se ha traducido en una condena de cuatro años y medio de cárcel para el ex agente de banca, que todavía tiene al menos otra causa pendiente por este tipo de estafas, por un delito continuado de estafa además de una multa de 2.700 euros y la obligación de devolver todo el dinero.

Relato de pura fantasía

Tal y como recoge elDiario.es, la sentencia fue dictada el verano pasado por la Audiencia Provincial de Madrid y todavía es recurrible ante el Tribunal Superior de Justicia de la región. La Audiencia de Madrid declara probado que el acusado «captó fondos de los querellantes a partir de un relato mendaz, construido artificiosamente y de pura fantasía, destinado a que éstos bien le entregaran más capital o reinvirtieran el ya entregado, renovando la operación». Los jueces no discuten que «el acusado efectivamente dio satisfacción a sus clientes durante varios años» pero entienden que a partir de 2014 empezó a estafar a sus clientes.

«Este engaño fue ciertamente posible como consecuencia de la confianza generada por el acusado con sus clientes por su vinculación con una entidad financiera solvente, como Bankinter, S.A. así como por la larga relación profesional y de amistad que les unía», dice la Audiencia de Madrid.

Su condena, en caso de ser declarada firme en el futuro, no sólo implicaría su entrada obligatoria en prisión sino que también le impedirá ejercer cualquier «actividad mercantil, bancaria o financiera» mientras dure su condena.

Las víctimas de este ex agente de banca acudieron en diversas tandas a los juzgados y, según estiman algunas fuentes, la estafa supera ampliamente los 5,4 millones de euros que han sido declarados probados en esta primera sentencia.

Otro grupo de denunciantes está siendo llevado en los tribunales por el despacho Espacio Legal y el letrado Marcelino Tamargo. En este caso el objetivo no es sólo que el ex agente de banca sea condenado sino que Bankinter sea declarado también responsable económicamente para asegurar que las víctimas recuperen su dinero.

Por el momento y tal y como señala el citado diario, la entidad no ha sido declarada responsable en ninguno de estos procesos y desde el banco recuerdan que el condenado actuó sin ningún tipo de autorización por su parte.

Spanishrevolution.net

A %d blogueros les gusta esto: