Internacional Noticias

Detenidos los líderes del partido neofascista de Italia Fuerza Nueva, el «Vox italiano»

Miembros del partido asaltaron este sábado la sede del principal sindicato italiano, la Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL)

Este sábado al menos una docena de personas terminaron detenidas durante una manifestación en Roma contra el pasaporte COVID, que derivó en graves disturbios y en el asalto a la sede del principal sindicato italiano, la Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL).

Entre las personas detenidas se encuentran el líder del partido neofascista Fuerza Nueva, Roberto Fiore, y el cabecilla de su sección romana, Giuliano Castellino. Según imágenes recogidas por La Repubblica, ambos se separaron de la marcha para atacar la sede de la CGIL. La detención de ambos ha sido confirmada al diario italiano por fuentes policiales.

Tal y como revela revela el medio italiano este domingo, las autoridades ya registraron el domicilio de Castellino hace menos de un mes y encontraron palos, bombas de humo y pancartas contra las medidas sanitarias de la covid-19.

A pesar de que el partido Fuerza Nueva ha quedado sin sus cabecillas, según informa La Repubblica, durante todo el domingo el canal de Telegram del movimiento ha estado activo con mensajes que ensalzaban los disturbios de la tarde del sábado en Roma.

Detienen a los lideres del partido neofascista italiano Fuerza Nueva tras asaltar la sede del sindicato CGIL / Imagen: Guik
Imagen: Guik

Los incidentes han comenzado a la entrada del parque de Villa Borghese y se han reproducido en otros puntos de la capital italiana con lanzamiento de objetos contra la Policía, que ha respondido con bombas de humo y granadas aturdidoras

Los manifestantes han coreado «¡Asesinos!» o «¡Queremos la dimisión de Draghi y Mattarella!», en referencia al primer ministro Mario Draghi y al presidente Sergio Mattarella, según informa la prensa italiana.

Disolución de las formaciones que se identifican con el fascismo

Maurizio Landini, secretario general del sindicato ha denunciado el «asalto fascista» de su sede: «Es un ataque a la democracia y a todo el mundo del trabajo que queremos rechazar. Nadie quiere en devolver nuestro país a los veinte años de fascismo», ha señalado.

«Todas esas formaciones que se identifican con el fascismo deben ser disueltas. Es el momento de decirlo claramente», añadió el líder sindical ante cientos de personas congregadas a las puertas de la sede.

El ministro de Trabajo y Políticas Sociales, Andrea Orlando, ha valorado positivamente la propuesta del sindicalista, que «tiene elementos de fundamento significativo», ya que se debe hacer todo lo posible para «construir instrumentos para defender la República y la democracia».

El diputado del Partido Demócrata, Emanuele Fiano, adelantaba que este lunes presentará una moción urgente en la Cámara de Diputados para pedir la disolución de movimientos fascistas.

La Asociación Nacional de los Partisanos de Italia (ANPI) se ha mostrado igual de contundente y ha reproducido las palabras del expresidente socialista Sandro Pertini para pedir la ilegalización de formaciones ultraderechistas, entre ellas Forza Nuova: «El Fascismo no es una opinión, sino un crimen».

Condena de la clase política

El presidente italiano, Sergio Mattarella y el primer ministro Mario Draghi han hablado por teléfono con Landini para expresarle a él y a todo el sindicato su solidaridad tras el ataque.

«Los sindicatos son una defensa fundamental de la democracia y los derechos de los trabajadores. Cualquier intimidación contra ellos es inaceptable y debe ser rechazada con absoluta firmeza», ha indicado Draghi en un comunicado.

«El derecho a expresar las propias ideas nunca puede degenerar en actos de agresión e intimidación», ha añadido aprovechando así para condenar la violencia que se ha producido en otras ciudades italianas.

El Vox italiano

Varios fueron los que relacionaron en redes a la fuerza neofascista italiana con el partido ultra español Vox. «Mientras en Italia es detenido el líder de Fuerza Nueva y los partidos democráticos piden la disolución de la organización neofascista, en España, Santiago Abascal y Vox abren todos los informativos de televisión», exponía con bastante repercusión el usuario Juan Carlos Cruz.

Spanishrevolution.net

A %d blogueros les gusta esto: