Noticias Política estatal

Los ganadores del Nobel de economía demuestran que Casado, LaCalle o Rallo están equivocados

Card, D. Angrist y W. Imbens han «demostrado empíricamente» que subir el salario mínimo no acarrea destrucción de empleo.

Los economistas David Card, Joshua D Angrist y Guido W. Imbens recibieron este lunes el Nobel de Economía por lograr la demostración empírica de que subir el salario mínimo no acarrea directamente destrucción de empleo

El prestigioso galardón lo recogerá el economista y profesor de la Univerisdad de Berkeley David Card (Guelph, Canadá; 1956), que ha sido reconocido por la academia sueca debido a su «empírica contribución a la economía laboral».

Casado y Rallo

Card fue uno de los primeros autores que demostró que la teoría de los efectos negativos sobre el empleo de subir el salario mínimo no se sostenía empíricamente.

La academia valoró que «han proporcionado nuevos conocimientos sobre el mercado laboral y han mostrado qué conclusiones sobre causa y efecto se pueden extraer de los experimentos naturales», además han añadido que «su enfoque se ha extendido a otros campos y ha revolucionado la investigación empírica».

Casado y su «no a todo»

Si por algo se está caracterizando la oposición de Pablo Casado, líder del Partido Popular, es por el no a todo. La subida del Salario Mínimo Interprofesional propuesta por la vicepresidenta y ministra de Trabajo Yolanda Díaz no iba a ser menos.

El PP hizo algo más que criticar la subida y asumió directamente los argumentos de los empresarios de la CEOE. Justifica su rechazo con unas «contraindicaciones de carácter económico y laboral» que no se explican en el breve párrafo que dicta la consigna a seguir con el SMI:

«Es muy arriesgado incrementar los costes a las empresas en un momento en el que nuestra economía necesita ganar en competitividad», señala el argumentario, que concluye que la subida del indicador, que forma parte del acuerdo del Gobierno de coalición, «responde a la campaña de propaganda y autobombo de Sánchez». Teoría contra empirismo.

Rallo y el SMI

Uno de los economistas de cabecera de Casado, el economista ultraliberal Juan Ramón Rallo, es otro de los grandes denunciantes de que el SMI es una lacra para la economía. Lo ejemplificaba bien indignándose por esta subida del SMI: “No me quejo de que alguien cobre 900 euros al mes. Me quejo de que se impida trabajar a un parado por 850”.

Rallo suele divulgar en sus redes sociales, siguiendo el ideario del Partido Popular, que el salario mínimo perjudica a las empresas. En concreto, en este vídeo podemos verle decir sin miramientos que el SMI perjudica a las pequeñas y grandes empresas.

En 2018 publicaba una respuesta a la periodista Julia Otero en la que esta defendía la subida del salario a los trabajadores. «Empresa de diez trabajadores cobrando el SMI. La subida es de 192,5 euros mensuales (prorrateada en 12 pagas). Contando Seguridad Social, 250 euros al mes: 3.000 euros anuales. Con diez trabajadores, 30.000 euros de sobrecostes. ¿Entendemos ya qué le pasará a esta micropyme?», exponía Rallo.

Siempre presto a salir en la televisión y siempre con una televisión dispuesta a dar voz a ultraliberales, decía que «no es lo mismo subir el salario mínimo en Madrid que subirlo en Extremadura». Como estos documentos podemos encontrar decenas en la red.

Lacalle y la subida de impuestos del SMI

El economista Daniel Lacalle, también cercano al PP de Casado, analizaba la subida del SMI que quiere llevar a cabo el Gobierno. Lacalle decía en Intereconomía, tirándose más hacia la paranoia que hacia el análisis serio, que el Ejecutivo «pone el foco en un asunto que afecta a 5 millones de trabajadores cuando detrás lleva una subida de impuestos escondida en el aumento de las bases de cotización y cuotas de los autónomos».

Señala en un artículo en su propia página web que «el argumento de «pagar 15 euros más al mes no le duele a nadie» se desmonta fácilmente. Cree usted una empresa y me lo explica. ¿Si a nadie le duelen 15 euros más al mes por qué no bajan los impuestos a la contratación en esa cantidad? Porque la subida del SMI es un engaño para recaudar y trae una nueva subida de impuestos a asalariados y autónomos».

¿En qué se escudarán ahora estos tres personajes, cuando se ha demostrado que subir el SMI mejora la economía?

Spanishrevolution.net

A %d blogueros les gusta esto: