Noticias Política estatal principal

La falangista Isabel Peralta se va a Alemania becada por un partido nazi para «completar su formación»

Peralta se quedará 10 meses para aprender «técnicas de propaganda y combate» en el seno del partido nazi Der III Weg.

Isabel Peralta, quien se hizo famosa con 18 años con su brazo en alto, camisa azul durante un homenaje a la División Azul que se celebró en Madrid el pasado mes de febrero, se nos va. Lamentablemente, solo es temporalmente 

La falangista pronunció un discurso en el que culpaba a los judíos de todos los males del mundo. La fiscalía pidió entonces que se le imputara un delito de odio y

Grupos neonazis de todo el mundo la ensalzaron y, según ha adelantado CASO ABIERTO, el canal de investigación y sucesos de Prensa Ibérica, formará parte en Alemania de uno de los más violentos para “completar su formación”.

Der III Weg

El pasado 7 de septiembre, Peralta cogió en Madrid un avión con destino a Dusseldorf, uno de los lugares donde más fuerza tiene el partido neonazi Der III Weg (El tercer sendero o El tercer camino), un partido antisemita y racista, según explicaron a Caso Abierto fuentes policiales. En él hay antiguos militantes del FNS, un grupo que fue prohibido en Alemania hace siete años. 

Había aceptado la invitación de ese grupo neonazi para pasar diez meses con ellos, aprender sus técnicas de propaganda y combate y luego regresar a España.

No solo propaganda. Entre las actividades que ya tienen organizadas se encuentran grupos de patrullas ciudadanas para localizar e intimidar a refugiados políticos en el estado de Brandenburgo. “Miembros y simpatizantes de nuestro partido revolucionario nacional organizan los llamados pasos fronterizos en dichas fronteras exteriores de nuestra patria. Bien equipados, nuestros activistas ahora caminan por las regiones fronterizas para localizar a los extranjeros ilegales. Esta vez no nos quedaremos de brazos cruzados mientras millones de extranjeros llegan a nuestro país”, señalan desde el partido. 

Fiesta de despedida

Dos días antes de irse, nazis españoles la despidieron con una fiesta celebrada en un local de Madrid. Isabel Peralta se iba con todos los gastos pagados y sus anfitriones alemanes le habían escrito varios mensajes en los que ya la llamaban su «embajadora» en España. Ahora, dado el odio de la formación que trae Peralta a nuestro país, está en el tejado de la Justicia vigilar la actividad de la joven para detener las actividades para las que se está formando.

Spanishrevolution.net

A %d blogueros les gusta esto: