Noticias Política estatal principal

32 años de cárcel para un sacerdote de Vigo por abuso sexual a seis menores

La sentencia confirma que el religioso realizó tocamientos a los menores en los órganos genitales, normalmente por encima de la ropa, aunque, en alguna ocasión, también por debajo.

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha condenado a 32 años y medio de prisión y 36 años de libertad vigilada a un sacerdote y profesor de religión en el colegio Salesianos de Vigo, Segundo C.V., por abusar de seis menores que estaban a su cargo.

Los abusos se produjeron, cuando los niños tenían 15 años, durante el transcurso de una peregrinación a Santiago de Compostela y en una asociación juvenil de Vigo vinculada al centro escolar, que dirigía el religioso.

En total, el sacerdote ha sido condenado por la autoría de siete delitos de abuso sexual, tres de ellos de manera continuada. Además, según el auto, el tribunal entiende que «no cabe ninguna duda de que todas y cada una de ellas han sufrido un daño psicológico evidente».

Imagen: EFE
Imagen: EFE

Por ello, además de los 32 años de prisión y los 36 de libertad vigilada, deberá indemnizar a las seis víctimas con 76.000 euros. Asimismo, ha quedado inhabilitado para «cualquier profesión u oficio, sea o no retribuido, que conlleve contacto regular y directo con menores de edad» durante un tiempo «superior en 31 años al de duración de la pena de prisión impuesta».

Condenado a 32 años de cárcel un sacerdote de Vigo por abusar sexualmente de seis menores / Imagen: EFE

Los magistrados han concluido que Segundo C.V. se aprovechó de la confianza y amistad con los menores y la «situación de superioridad» derivada de su profesión para realizarles tocamientos por la noche, mientras dormían o estaban rendidos por el sueño.

Los seis menores reconocieron haber quedado «en shock» en el momento, «sin ser capaces de reaccionar porque no podían creer que el sospechoso pudiera hacerles algo así». Además, las víctimas narraron «con firmeza y de forma acorde a su edad» lo que les ocurrió y lo que vieron respecto de los otros, siendo «coherentes» y mostrando incluso un «sentimiento de culpa» por no haber sabido reaccionar en ese instante.

La sentencia confirma que el religioso realizó tocamientos a los menores en los órganos genitales, normalmente por encima de la ropa, aunque, en alguna ocasión, también por debajo. Por tanto, la Audiencia recalca en su resolución que: «Los actos realizados no dejan lugar a la duda, no solo por el proceder subrepticio, aprovechando las horas nocturnas y el sueño de los menores, sino por los actos de contenido inequívocamente sexual”.

El tribunal descarta que el implicado tenga rasgos psicopatológicos característicos de un abusador ni una personalidad que le impida controlar sus impulsos. También rechaza la línea defensiva del sacerdote que sugería que los delitos los pudo haber cometido otra persona o que los menores se pudieron haber equivocado al culparlo a él.

La sentencia de la Audiencia de Pontevedra es todavía susceptible de la presentación de recursos.

Salesianos pide perdón

Por su parte, la Inspectoría Salesiana Santiago el Mayor, a la que pertenece el acusado, asegura que «deseamos pedir perdón a las víctimas y a sus familias por el sufrimiento que un miembro de nuestra congregación les ha podido causar», según informa Efe.

A través de un comunicado, los salesianos afirman que, una vez notificada esta resolución, «continuará el proceso canónico» contra el religioso que ha sido condenado, «siguiendo las disposiciones de la Iglesia previstas para estos casos».

Además, la congregación se ofrece para «escuchar, acompañar y tratar de restaurar la dignidad» de las víctimas de cualquier tipo de abuso y ha puesto un sistema de «entorno seguro» en todos sus centros para «evitar que se vuelvan a producir estas situaciones», a través de programas de sensibilización, formación y prevención.

Spanishrevolution.net

A %d blogueros les gusta esto: