Noticias Política estatal

Peticiones de dimisión a un diputado de Vox por un tuit sobre el niño asesinado en Lardero

El diputado aprovecha el asesinato del menor para cargar contra la «fiesta pagana» de Halloween, publicando un tuit carente de toda empatía o respeto.

Juan Luis Steegmann, diputado del partido de extrema derecha VOX, ha causado indignación general e incluso peticiones de dimisión debido a una publicación en Twitter sobre la muerte de un niño de nueve años en Lardero (La Rioja) carente de toda sensibilidad y respeto.

La sociedad española y europea está conmocionada tras conocer los detalles del presunto asesino, Francisco Javier Almeida, quien ya había cometido otro asesinato en 1997 y una agresión sexual a una menor en 1993. Almeida, siempre según los datos aportados por la Policía, secuestró al niño en un parque pensando que era una niña, porque iba disfrazado de niña de la película El Exorcista con motivo de Halloween.

Steegmann ha querido remarcar el hecho de esta confusión del asesino y publicó un mensaje (que no tardó en borrar dada la magnitud que tomó el tema) que ha indignado con la conclusión a la que ha llegado:

“El asesino del niño creyó que era una niña porque iba disfrazado de la niña de El Exorcista. Halloween es una fiesta maligna”.

Halloween

Oleada de críticas

Las reacciones han sido casi instantáneas, incluso entre los propios seguidores de la formación de ultraderecha, que piden su dimisión:

«Steegmann debería dimitir en las próximas horas por el bien de VOX», señala LA VOX, seguidor de la formación de ultraderecha.

«Seguiré sin votar a ningún partido. VOX era una alternativa pero con este ser en sus filas, imposible. Yo no voto con la nariz tapada ni me creo lo del voto útil ni ninguna de las patrañas que cuentan unos y otros», comentó una usuaria.

«La culpa no es de Halloween o del disfraz del niño sino del asesino. Tienen ustedes la empatía de un zapato. Me repugna su tuit», denunció @lady_sackville.

Borra tuit, pero ratifica su posición

El diputado, sin embargo, actuó de forma muy en consonancia con la extrema derecha, ideología de su partido, y se ha mantenido en su posición a pesar de la falta de empatía hacia el menor asesinado.

«Me ratifico. Halloween es una fiesta pagana y por lo tanto, maligna. Aunque haya legión de personas que crean que es una fiesta inocente porque la celebran niños, yo no lo creo, y no me van a hacer callar por mucho que les indigne», tuiteó el político.

Spanishrevolution.net

A %d blogueros les gusta esto: