Noticias

La Justicia investiga a un diputado del PP cercano a Pablo Casado por prevaricación continuada

El exalcalde de Trujillo fue elegido por Pablo Casado para formar parte de su Comité Ejecutivo y de su Junta Directiva.

Alberto Casero Ávila, diputado del Partido Popular en el Congreso y miembro del Comité Ejecutivo nacional de Pablo Casado, está siendo investigado por los tribunales de Trujillo de Cáceres.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de la localidad cacereña le ha imputado por un supuesto delito continuado de prevaricación relacionado con los contratos a dedo en su etapa de alcalde.

Sin embargo, aclara El Plural, «el procedimiento contra Casero está, a día de hoy, pausado gracias al aforamiento del que disfruta como miembro del Congreso de los Diputados y por el que solo puede ser investigado por el Tribunal Supremo».

template 49

Sin embargo, sus problemas judiciales se derivan de su pasado como alcalde de Trujillo (Cáceres) entre 2011 y 2019. Por esta etapa, Casero fue denunciado por la fiscal jefe de Cáceres, Marta Abellá-García Macho el pasado 15 de junio.

Según la denuncia a la que ha tenido acceso ElPlural.com, “durante los años 2017 y 2018 llegó a acuerdos, contratos o convenios con terceros, para que prestaran servicios para el ayuntamiento, sin que se siguiera el procedimiento administrativo legalmente establecido, sin informar a los órganos competentes del ayuntamiento, en el que no había constancia de los mismos o, en algún caso, con advertencia del interventor”. 

«El pasado octubre, la corporación actual puso en manos de la Fiscalía del Tribunal de Cuentas todos los pagos reclamados por diferentes empresas a través de los tribunales y que según José Antonio Redondo, no se podían abonar si no lo decía un juzgado. En total, alrededor de una docena de reclamaciones de las que no tenían conocimiento y que se habían encontrado al llegar al consistorio», explica El periódico de Extremadura.

«Entre ellas, destacaba una de 30.000 euros por parte de la Cámara de Comercio de Perú en España; otra por valor de 56.628 euros derivados de la celebración de los premios PopEye a las que se suma la de un psicólogo que prestó servicios a mujeres víctimas de violencia de género y al que se le adjudicaron cinco contratos», añade el rotativo.

La noticia ha causado mucho revuelo en redes, puesto que significa el presente corrupto del PP, sobre el que tanto cuesta el descrédito de Pablo Casado.

Spanishrevolution.net

A %d blogueros les gusta esto: