Empresas

La residencia por inversión en España

Se puede extender la solicitud del visado de residencia al cónyuge y a los hijos menores de dieciocho años, también a los hijos mayores de edad que por causas de salud no puedan mantenerse por sí mismos.

La Ley de apoyo a los emprendedores y su internacionalización creada en 2013 fue creada con el motivo de buscar la inversión por parte de extranjeros no comunitarios a través de la conocida Spain Golden visa. Esta ley logra la libre circulación dentro de la zona Schengen sin necesidad de visado, acceso a la residencia permanente, la posibilidad de reunificación familiar y la posibilidad de renovación indefinida de la residencia mientras se mantenga la inversión.

Con Easy Golden Visa se permite la entrada y residencia en España, facilita la obtención del visado durante un periodo inicial de un año, que puede ser ampliado por periodos sucesivos de dos años cuando se cumplan algunos requisitos. Este visado está dirigido a aquellos extranjeros de fuera de la Unión Europea que deseen realizar una inversión de 500.000 € en España como medio de obtención de la residencia.

Se puede extender la solicitud del visado de residencia al cónyuge y a los hijos menores de dieciocho años, también a los hijos mayores de edad que por causas de salud no puedan mantenerse por sí mismos.

Los requisitos para la obtención del visado

  1. Realización de una inversión significativa de capital en bienes inmobiliarios.
  2. El precio mínimo de los bienes a adquirir debe ser mínimo de 500.000€.
  3. La inversión debe acreditarse con una certificación registral de dominio emitida por el Registro de la Propiedad.

Otros requisitos:

  1. no encontrarse irregularmente en territorio español; 
  2. ser mayor de 18 años;
  3. carecer de antecedentes en España, así como en los países en los que haya residido durante los últimos 5 años, por delitos previstos en el ordenamiento jurídico español;
  4. no figurar como sujeto rechazable en el espacio territorial de países con los que España tenga firmado un convenio en tal sentido; 
  5. contar con un seguro público o privado de enfermedad concertado con alguna entidad aseguradora autorizada para operar en España;
  6. contar con recursos económicos suficientes para sí y para los miembros de su familia durante su residencia en España;
  7. abonar la tasa para la tramitación del visado o autorización de residencia.
A %d blogueros les gusta esto: