Empresas

Cargar tu coche eléctrico con energía solar ¿es posible?

La energía solar es probablemente la única que podemos conseguir por nuestros propios medios. Es por eso que el entorno fotovoltaico ha aumentado en los últimos años y una buena tasa de personas en el mundo que han volcado con ella. El panel solar fotovoltaico es, quizá, una de las mejores inversiones para reducir nuestras facturas de electricidad a final de mes. Este artículo explicará cómo usar esta energía para cargar tu coche.

Pero respondamos primero a esta pregunta: ¿Cómo funciona la carga de un coche con energía solar?

Decidir recurrir a instalaciones fotovoltaicas requiere una investigación previa para comprender el número de paneles y la electricidad necesaria a diario y para cargar las baterías de los vehículos eléctricos. En cuanto a la cantidad de energía que puede proporcionar un panel solar, esta suele estar entre 150 y 500 W, aunque varía según la zona geográfica. Y, lógicamente, el horario solar de Ourense es diferente al de Sevilla. También hay que recordar que las instalaciones de paneles solares no producen energía durante la noche, por lo que es recomendable cargar el vehículo durante el día cuando los paneles están completamente cargados. Solo así será posible cargar los vehículos eléctricos con energía solar.

Sin embargo, hoy en día ya es completamente posible cargar vehículos eléctricos en el hogar utilizando electricidad generada por paneles fotovoltaicos si seguimos unas pautas. De hecho, es sin duda la combinación más sostenible.

Hay dos maneras de hacer esto:

Instalaciones fotovoltaicas aisladas. Se trata de un dispositivo que utiliza los paneles de los propios paneles para recolectar energía del sol y almacenarla en un potente sistema de baterías. Sin embargo, tiene una gran desventaja: funciona de manera independiente a la red eléctrica. Como resultado, cargar un EV en días nublados o cuando hay poca luz solar es casi imposible ya que agota la energía acumulada y la batería se acaba antes.

Ni hablar si vivimos donde no tenemos muchas horas de sol…

Instalación fotovoltaica de uso propio. Este es un dispositivo que está conectado a la red. Hay dos tipos:

-Ganancias sin cargo: No aplicable en uso residencial.

-Hay excedente y compensación: Los hogares pueden consumir su propia energía de paneles solares o de la red. Si se genera un excedente, el excedente va a la red y al final de cada ciclo de facturación se lee el medidor bidireccional de la instalación respectiva, y la comercializadora descuenta la factura de energía eléctrica en función de los kilovatios emitidos.

A %d blogueros les gusta esto: