Empresas

Consejos útiles para ser más productivo en el trabajo

¿Te gustaría ser más productivo en el trabajo? Si tu respuesta es «sí», no estás solo. Un estudio reciente ha revelado que la gran mayoría de personas se sienten improductivas durante la jornada laboral. Si bien es cierto que no existe un remedio para erradicar la improductividad, sí existen algunos sencillos trucos que pueden ayudarte a sacarle más partido a tu día. Aquí te dejamos algunos consejos:

Comienza el día con un plan

Siempre es buena idea empezar el día con un plan. Saber con exactitud lo que tienes que hacer y cuándo tienes que hacerlo te ayudará a alcanzar tus objetivos diarios. Haz una lista de las tareas que debes realizar y ponlas en orden de importancia. De este modo, podrás priorizar las tareas más importantes.

Haz descansos a lo largo del día

Este consejo puede parecer contradictorio, pero tomar descansos te ayudará a ser más productivo. Al hacer descansos, le das a tu mente la oportunidad de descansar y recargarse y, de esta forma, volverás al trabajo sintiéndote renovado y listo para afrontar la siguiente tarea. Organiza tus descansos de forma inteligente para que puedas aprovecharlos al máximo. 

Elimina las distracciones

Las distracciones son el peor enemigo de la productividad. Si tu mente se aleja del trabajo constantemente, te resultará muy difícil alcanzar tus metas. Para mantener la concentración, elimina las distracciones, como el correo electrónico, las redes sociales y las llamadas telefónicas innecesarias. Si lo necesitas, pon un temporizador y trabaja durante un periodo de tiempo determinado sin distracciones.

Aprovecha al máximo tu tiempo de inactividad

Tu tiempo de inactividad constituye la oportunidad perfecta para hacer algo de trabajo extra. Si tienes unos minutos libres entre reuniones, aprovecha ese tiempo para responder a algunos correos electrónicos o devolver llamadas telefónicas. También puedes aprovechar la pausa del almuerzo para ponerte al día con los informes o hacer recados personales.

Esto también implica el tiempo de ocio después del trabajo. No importa lo que hagas durante tu tiempo de ocio, ¡siempre y cuando no sea trabajar! Podrías leer un libro, probar un nuevo deporte o jugar a juegos de apuestas online en sitios web como es.royalvegascasino.com. Lo que realmente importa es que le des a tu mente un descanso del trabajo para que puedas volver al día siguiente sintiéndote renovado y listo para ser productivo.

Establece objetivos y haz un seguimiento de tus progresos

Establecer objetivos y hacer un seguimiento del progreso es una buena manera de mantener los niveles de motivación. Cada día, fíjate un objetivo específico e intenta monitorizar los avances del proyecto. Al final de la semana, revisa tus objetivos y comprueba tus resultados. Este método te ayudará a identificar las áreas que necesitas reforzar.

Monitorizar tus progresos también puede ayudarte a celebrar tus éxitos: ver lo lejos que has llegado te motivará a seguir adelante. Además, no olvides recompensarte cuando alcances tus objetivos; puede ser algo tan sencillo como tomarse un descanso extra o darse un capricho. También puedes utilizar esta estrategia para medir tus niveles de productividad. Si no estás consiguiendo los resultados deseados, quizás sea el momento de probar algo nuevo.

Delega tareas siempre que sea posible

¿Te sientes abrumado por el trabajo? Intenta delegar algunas de tus tareas a otros miembros del equipo. De esta forma, tendrás más tiempo para centrarte en los objetivos más importantes.

Delegar consiste en pedirle a otra persona que haga algo por ti. Debes asegurarte de delegar tareas que sean apropiadas y con las que te sientas cómodo. También es importante dar instrucciones y establecer plazos claros.

Siguiendo estos consejos, puedes empezar a ser más productivo en el trabajo hoy mismo. Hacer pequeños cambios en tu rutina tendrá un gran impacto en tu productividad. Así que, ¿a qué esperas? Sigue estos pasos y verás los resultados por ti mismo.

A %d blogueros les gusta esto: