Se retirarán los títulos nobiliarios concedidos durante el Franquismo a 32 de los 37 nobles que los poseen.

En Spanish Revolution, a diferencia de otros medios, mantenemos todos nuestros artículos en abierto y siempre va a ser así porque consideramos que lo que hacemos, informar de forma independiente, es un servicio público. Si puedes permitirte ayudarnos con 2, 5 o 10 euros al mes, contribuirás a que podamos seguir adelante. Rebélate. ¡Suscríbete!

Este martes, el Consejo de Ministros ha aprobado el anteproyecto de Ley de Memoria Democrática que, según Carmen Calvo, busca «encontrarnos con la verdad, la justicia, la dignificación de las víctimas, el perdón y la convivencia de los españoles».

La vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática ha destacado dos grandes objetivos del nuevo texto: la defensa y el conocimiento de la historia democrática de España y el reconocimiento, la reparación, la dignidad y la justicia para las víctimas de la dictadura y la represión.

En caso de que este anteproyecto sea aprobado por el Congreso de los Diputados se retirarán los títulos nobiliarios concedidos durante el Franquismo a 32 de los 37 nobles que los poseen.

Según la vicepresidenta Calvo, podrán seguir ostentando sus títulos los cinco nobles cuyos títulos nobiliarios están vinculados a rangos intelectuales, científicos o académicos y se retirarán los concedidos a “personas imprescindibles en el golpe de Estado, la llegada de la dictadura y la represión”.

El nieto del inventor Juan de la Cierva, Jaime de la Cierva Alvar, podrá solicitar ser el tercer Conde de la Cierva, al haber fallecido su antecesor y si la Ley de Memoria Democrática lo permite. También los herederos de la hija del ilustre médico y Nobel Santiago Ramón y Cajal, María Ramón y Cajal Conejero, podrán pedir la concesión del Marquesado de Ramón y Cajal.

El heredero del literato español, Ramiro de Maeztu y Manso de Zúñiga, podrá seguir siendo Conde de Maeztu al igual que José Antonio Torroja Cavanillas conservará su título de segundo Marqués de Torroja.

Asimismo, Jorge Arruga Ginebreda, descendiente de unos reputados oftalmólogos catalanes, también podrá pedir ser Conde de Arruga, aunque todavía no ha iniciado los trámites de sucesión del título.

Publicidad